X

El Presidente extendió el aislamiento obligatorio hasta el 16 de agosto y apeló a la responsabilidad social. "El mayor riesgo es la circulación", remarcó.

Redacción 31/07/2020 13:43

El presidente Alberto Fernández anunció la extensión del aislamiento obligatorio hasta el 16 de agosto, hizo un llamado a la responsabilidad social para evitar el aumento de contagios de coronavirus y aseguró que "el mayor riesgo es la circulación" del virus.

Sin nuevos anuncios económicos, aseguró que los argentinos no están "ante una gripe más" y dijo la única forma es "cuidarse" porque no hay vacuna contra el coronavirus, al plantear un panorama en el que los contagios si bien se concentran en el AMBA, irradia a provincias como el sur de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba y focos en el interior del país, como Jujuy, Chaco y Río Negro, en el anuncio sobre la continuidad de la cuarentena.

 

 

Asimismo, el mandatario dijo que existe "un promedio cercano a los 80 casos diarios de fallecidos" en el país, y advirtió que "es muy posible que esta tasa de letalidad crezca" en los próximos días.

"Tenemos un promedio cercano a los 80 casos diarios de fallecidos, es un tema preocupante. Cada 24 días hasta aquí hemos duplicado la cantidad de fallecimientos. Les digo esto porque no quiero que se muera más gente, esto no es una estadística para mí", acotó.

El mandatario reconoció que por la cuarentena hay "estrés, desánimo" y también "incertidumbre" en la población, ya que "nadie sabe cuándo va a terminar esto".

 

 

"Nos relajamos porque llevamos muchos días cuidándonos en nuestras casas, y todo eso genera estrés, desánimo y además la incertidumbre, porque nadie sabe cuándo va a terminar esto", resaltó Fernández.

Luego, se refirió específicamente a los más jóvenes y les pidió responsabilidad porque "piensan que son inmunes, pero contagian". "Todos fuimos jóvenes. Todos sabemos que en la juventud es muy importante el encuentro con los amigos, estar cerca de los afectos, compartir, disfrutar. Yo extraño los recitales tanto como ustedes, extraño el fútbol. Pero no podemos hacerlo", remarcó.

Fernández subrayó que "los jóvenes piensan que son inmunes y es verdad que las estadísticas dicen que son los que mejor sobrellevan esa enfermedad, pero contagian. Y esa enfermedad, que es piadosa con los jóvenes, es impiadosa con los más adultos". "Es una zoncera reunirnos en fiestas electrónicas o clandestinas", agregó.

Por su parrte, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, destacó las aperturas en la ciudad pero remarcó que "no hay ninguna posibilidad de que el control del Estado reemplace a la decisión y la responsabilidad individual".

En línea con el llamado a la "responsabilidad" que hizo Fernández, Larreta indicó que las aperturas de distintas actividades en la ciudad de Buenos Aires "solo podrán mantenerse si todos nos cuidamos".

El gobernador Axel Kicillof destacó que ante la pandemia el oficialismo y la oposición trabajan "juntos" y reclamó a otros sectores que "no traten de politizar la pandemia".

"Teníamos un sistema muy débil y lo fortalecimos. Fue porque el oficialismo y la oposición pudimos trabajar unidos", subrayó el gobernador, al tiempo que agradeció al presidente Fernández por haber propiciado la "coordinación" con el jefe de Gobierno porteño y los gobernadores "a pesar de las diferencias en lo ideológico o lo partidario".

Y en este sentido, remarcó: "No traten de politizar la pandemia, porque estamos mostrando que es el camino equivocado".