X

Avisó y no traicionó: llamado de Lavagna a Guzmán antes del palo en Twitter

Habló al menos tres veces con Fernández y el ministro. Les dijo que la dolarización de deuda en pesos rompe la lógica de la negociación. El antecedente de 2005.

Habló al menos tres veces con Fernández y el ministro. Les dijo que la dolarización de deuda en pesos rompe la lógica de la negociación. El antecedente de 2005.

Por 30/07/2020 17:55

Roberto Lavagna explotó en Twitter contra la decisión oficial de abrir la ventana a la dolarización de deuda en pesos. Pero en su entorno niegan que esto sea una ruptura en la línea de diálogo con Alberto Fernández y hablan de un consejo del economista, que fue charlado con el Presidente y el ministro de Economía, Martín Guzmán, en al menos tres ocasiones. Consideró el exministro y excandidato a presidente en esas conversaciones que la decisión es “romper con la lógica de cualquier negociación de deuda”.

En el proyecto de ampliación del Presupuesto, el Ejecutivo sumó dos artículos sugiriendo un canje de deuda de títulos en pesos por otros en dólares. Esta determinación obliga, naturalmente, a una emisión de deuda de 1.500 millones de dólares. Según dijeron a Letra P fuentes oficiales, “la decisión está tomada porque es un detalle clave en la negociación”.

El artículo 7 es visto por algunos, incluido Lavagna, como la cláusula PIMCO. Ese fondo es uno de los que se metieron en los bonos emitidos por Luis Caputo, exministro de Finanzas de Mauricio Macri, y hoy son un riesgo. Como nunca quisieron quedarse en esa posición, y ante las chances de que se vayan al dólar y desbalanceen las cotizaciones, el Gobierno prefiere hacerlos salir.

 

2005 en el retrovisor. Lavagna exhibe su acuerdo de deuda como un caso testigo. 

 

En Economía creen que ese costo es mucho menos gravoso que mantenerlos en ese estándar. Esta teoría la explicó, también, el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, cuando expuso en la comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado sobre el pedido de ampliación del Presupuesto 2020. Allí dijo que la idea es correr a los acreedores “no cooperativos” para que no presionen sobre el tipo de cambio. En este contexto, y ante la ausencia de dólares, el Gobierno busca esta vía para garantizarles las divisas en un futuro.

 

 

“Favorecer a unos pocos que participaron de la especulación financiera, dándoles la oportunidad de cambiar pesos por dólares, será una fuente de inequidad”, escribió Lavagna en su cuenta de Twitter. En este escenario, el bloque lavagnista va dispuesto a trabajar para sacar el artículo del proyecto. Hay algunas cifras que, precisamente, remiten a los resultados y negociaciones del canje de deuda de 2005, con Néstor Kirchner presidente, Lavagna ministro y Fernández jefe de Gabinete, y avalan la posición del exministro. En diciembre de 2001, la deuda en pesos era del 3% y pasó a ser del 37% en abril de 2005. En el mismo período, la variante en dólares era del 66% y bajó al 37% después del canje.