X

El fugaz interventor de Vicentin, Gabriel Delgado, sumó pericia al proyecto del presidente de Diputados. Promueve la creación de la figura "vandalismo rural".

Redacción 01/07/2020 20:24

Luego de varios episodios de rotura de silobolsas que despertaron la reacción de parte del ruralismo y la dirigencia, el diputado Sergio Massa, con el apoyo técnico del elegido para sanear la cerealera Vicentin, Gabriel Delgado, y el legislador del massismo Ramiro Gutiérrez, impulsa un proyecto de modificación del Código Penal para crear la figura de “vandalismo rural”.

Se calcula que unos 30 silobolsas, un elemento de acopio de hasta 200 toneladas que les permite a los productores conservar los granos hasta su transporte, fueron víctimas en el año de rotura e incluso de vandalismo con productos dañinos que echan a perder la mercadería. Con el campo nuevamente en la agenda del Gobierno tras el caso Vicentin, se dio lugar a vinculaciones políticas por parte de algunos dirigentes rurales. 

El proyecto en cuestión refiere a un delito “nuevo” contra la propiedad que opera como un daño especial y agravado cuando se afecta el desempeño o la explotación de un establecimiento rural. Lo que busca es “proteger desde el origen el ciclo producción-exportación de un sector esencial de la economía nacional”. 

 

 

En el Código Penal actual existen algunas regulaciones previstas como estrago, pero son de “aplicación imposible como defensa de la propiedad”, ya que se enmarcan dentro de los llamados delitos contra la seguridad pública, requiriendo para su configuración una lesividad superior y diferente a las del daño a la propiedad privada.

Conforme la “nueva ley”, puntualmente el artículo 184 Bis del Código Penal, quien vandalice cosechas, silos, bolsas, tolvas o cualquier unidad de almacenamiento incluidos los “silobolsa” tendrá una pena de dos hasta cinco años de prisión. 

De prosperar la iniciativa, será pasible de sanciones quien “afecte la explotación rural a través de la destrucción, inutilización, desaparición o cualquier otro modo de daño respecto de granos, semillas y cereales en parva, gavillas, bolsas, silos, tolvas, tanques o unidades de almacenamiento, o de los mismos todavía no cosechados". También, quien ataque cualquiera plantación de árboles en explotación, ganado, leña, y alfalfares 

El proyecto también propone modificaciones a la redacción penal de las anacrónicas figuras del estrago para sancionar la "liberación de patógenos, tóxicos o energía, emisión de radiaciones, incendio, explosión, inundación, derrumbe, o cualquier otro proceso destructor se puede causar el delito de estrago" con penas de hasta 12 años de prisión si hiubiere peligro para la vida.