X

El intendente promovió la liberación de actividades pero, horas después, detectó infectados y debió anunciar el retroceso de fase. Perdió hasta en la encuesta.

Redacción 04/06/2020 14:23

El intendente de Olavarría, el macrista Ezequiel Galli, anunció que suspenderá varias actividades y acciones luego de que se confirmaran cuatro casos positivos de COVID-19 en su distrito. Debió hacer el anuncio horas después de promover, junto a otros jefes comunales de Cambiemos, una rebelión anticuarentena que en su caso incluyó una encuesta en Twitter en la que los vecinos le dieron la espalda.

“¿Hasta cuándo vamos a seguir así? ¿Tiene sentido seguir estirando el aislamiento? ¿Cuál es el plan para atacar el pico de la curva? ¿Ustedes también se hacen estas preguntas?”, posteó Galli en su cuenta de la red social, y dio dos opciones: “Basta de aislamiento” vs. “Sigamos aislados”. Le salió mal, ganó el aislamiento 57% a 43%, en una compulsa que incluyó 8.315 votaciones.

 

 

La opinión de los vecinos pareció presagiar lo que finalmente confirmaron los datos epidemiológicos: horas después de testear el humor social, el intendente, que junto a Miguel Lunghi (Tandil) y Jorge Macri (Vicente López) volvieron a insistir con la flexibilización del aislamiento, confirmó en conferencia de prensa que cuatro olavarrienses habían dado positivo en coronavirus y que otros 50 quedaron aislados.

El nuevo escenario sanitario obligó al jefe comunal a retroceder de fase. Según El Popular, Galli informó que quedaban suspendidas “las salidas recreativas, permisos que los y las olavarrienses disfrutaron por dos fines de semana, y que también fueron dadas de baja las habilitaciones que se habían otorgado hace muy poco a hoteles y alojamientos”.

Si bien no descartó “volver a fase uno” si la situación sanitaria lo indica, señaló que “no hay que tener miedo a seguir habilitando actividades porque el virus va a empezar a circular”.

En el marco de la polémica suscitada, el jefe comunal habló sobre la necesidad de los municipios de tomar sus propias medidas. “Estamos convencidos de que la autonomía municipal tiene que estar sobre la mesa para poder tomar decisiones”, dijo.

 

Este jueves, la ministra de Gobierno, Teresa García, nexo entre Axel Kicillof y los intendentes, se refirió al pedido extendido por los representantes del PRO y la Unión Cívica Radical. “Quienes militan la anticuarentena ponen en juego la vida de las personas”, dijo, y añadió que “agitan y militan en función de la paralización económica cuando, en realidad, países como Brasil o Chile, que no tuvieron cuarentena anticipada, tienen miles de muertos y su actividad económica, destruida”.

En una entrevista en radio La Red, García también habló sobre el planteo puntual de Galli: “En Olavarría, el intendente era el que más reclamaba la apertura y ayer (por este miércoles) aparecieron 5 casos y hay 50 aislados”.