X

Si bien comunicaron que no aceptarán la propuesta, aseguraron que están dispuestos a seguir negociando. El Gobierno, entre la disyuntiva de flexibilizar o asumir que el país se encamina al default.

Redacción 04/05/2020 10:57

A 4 días de que venza el plazo fijado por el Gobierno para que los tenedores de deuda soberana argentina decidan si aceptan la oferta de reestructuración de deuda, los tres grupos mayoritarios de bonistas se unieron para rechazar la propuesta argentina. 

“El Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos de Cambio de Argentina representan colectivamente un amplio y diverso espectro de tenedores de bonos soberanos de Argentina. Cada grupo ya ha rechazado públicamente los términos comerciales propuestos por Argentina para la reestructuración de su deuda externa”, señala el comunicado que difundieron este lunes. 

Hasta ahora, cada uno de esos grupos actuaba en forma independiente y con sus asesores. Sin embargo, a medida que se acerca el plazo fijado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, para que los acreedores decidan si se pliegan a la propuesta, las estrategias se fueron uniendo.

 

 

"Cada uno de los tres grupos de tenedores de bonos y las instituciones que representan, junto con varios otros inversores, desean reiterar y dejar en claro que no pueden respaldar la oferta de intercambio recientemente anunciada por la República, y no entregarán sus bonos en dicha oferta, porque, entre otras razones, los términos requieren que los tenedores de bonos argentinos sufran pérdidas desproporcionadas que no son justificadas ni necesarias. Sin embargo, cada uno de los tres grupos de tenedores de bonos está preparados para discutir constructivamente con Argentina cuando su gobierno esté listo para hacerlo, con el objetivo común de encontrar una solución viable a los desafíos financieros actuales de la República", reza el comunicado conjunto.

De esta manera, el Gobierno entró en la disyuntiva: flexibilizar la propuesta o asumir que el país marchará hacia un nuevo default. 

El comunicado conjunto de los grupos organizados de acreedores llega un día después de que Guzmán publicara una columna en el Financial Times en la que reafirmó que la oferta del Gobierno no puede ser mejorada.

“Ya no hay lugar para las ilusiones. En el mundo del nuevo COVID-19, no podemos seguir gastando el 20% o más de los ingresos públicos en el pago de la deuda, tal como han pedido efectivamente algunos acreedores. Es simplemente imposible”, escribió Guzmán.

Este lunes, el titular del Palacio de Hacienda insistió con que la Argentina está haciendo todo el esfuerzo para cumplir en materia de deuda con la oferta que propuso y señaló que el país no le está pidiendo a los acreedores que pierdan dinero, sino "que ganen menos".

También, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ratificó la oferta que presentó el Gobierno: "Es de buena fe, es responsable y de nada sirve hacer una propuesta sobre la base de una ilusión", resaltó.