X

El intendente de Esteban Echeverría advirtió que los casos positivos van aumentar en los próximos días y pidió que Larreta dé marcha atrás con la medida. Crece la tensión entre Ciudad y Provincia.

Redacción 15/05/2020 9:22

El aumento de los casos positivos de coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires tensó la relación entre el gobierno porteño, la provincia de Buenos Aires y los municipios bonaerenses. "La Ciudad tiene que rectificar las medidas", reclamó el intendente de Esteban Echeverría, Fernándo Gray, en referencia a la flexibilización de la cuarentena que dispuso Horacio Rodríguez Larreta.

"Cuando la Ciudad flexibiliza nos impacta negativamente. Lo vamos a ver en una semana o diez días, los casos van a subir. La Ciudad tiene que rectificar las medidas que ha tomado", consideró el jefe comunal en declaraciones a FM Futurock.

 

 

En este sentido, explicó que "el 40% de los casos" en su distrito "se contagiaron" en la Capital Federal, por lo que evaluó que "no era el momento para flexibilizar" más actividades en el territorio porteño. 

El jefe comunal reconoció que siente la presión de los empresarios para flexibilizar la cuarentena: "Yo también tengo presión, tengo 20 mil comercios cerrados. Pero necesitamos proteger el valor supremo, que es la vida".

Asimismo, contó que los intendentes elaboraron un comunicado en contra de la flexibilización en la Ciudad, pero se quejó de que "no tuvo la repercusión que debería". "Si pasa algo en un kiosco de mi distrito sale en todos lados. Pero lo que pasa en la Ciudad está invisibilizado", señaló. 

El comunicado, que contó con el respaldo del gobernador, da cuenta de un primer desacople en la publicitada triple alianza contra el coronavirus que sellaron Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof. 

 

 

Los intendentes temen por el crecimiento exponencial del contagio. El último parte del Gobierno porteño sobre la situación sanitaria por el Covid-19 en el distrito informó un total de 3087 casos desde el inicio de la pandemia, de los cuales 193 fueron detectados durante el 13 de mayo.

Por su parte, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, reconoció que existe "preocupación" por el movimiento de personas que implica la habilitación de nuevas actividades y comercios en la Ciudad de Buenos Aires, y estimó que "no es momento de aumentar la circulación" porque eleva el riesgo de contagio de coronavirus.

"La decisión de la Ciudad de abrir los comercios nos preocupa, creemos que tiene que estar funcionando sólo lo esencial y los locales de cercanía", planteó el funcionario bonaerense en declaraciones formuladas a Radio Provincia.

Para Kreplak, "que la Ciudad de Buenos Aires habilite el comercio, que es el paradigma histórico de movimiento de gente, es preocupante porque aumenta el tránsito ya que la gente de la provincia va a trabajar, a vender o comprar" a ese distrito.

El funcionario analizó que "sólo deberían funcionar los comercios esencial, de barrio o de cercanía, como ocurre en el Gran Buenos Aires". 

Por su parte, el gobernador Axel Kicillof aclaró que la relación con Larreta "está bien", aunque admitió que hay que coordinar políticas para evitar el aumento de los contagios en el AMBA. “No queremos que los bonaerenses vayan a trabajar a la ciudad de Buenos Aires”, aseveró. 
 

 

"No somos indiferentes, pero tenemos que coordinar medidas. No queremos que tampoco los bonaerenses se desplacen de un municipio a otro. Esto no es una competencia, necesitamos que a todos nos vaya bien", agregó.