X

Ruido en la triple alianza del AMBA

Kicillof rotuló como “excelente” el comunicado de intendentes que expresaron preocupación por la apertura dispuesta por Larreta. El mensaje de las y los jefes comunales, consensuado con el Ejecutivo.

Por 11/05/2020 17:27

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, respaldó este lunes la postura de los intendentes peronistas de la Tercera sección electoral que expresaron preocupación ante la decisión del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de habilitar varias actividades, ya que implicará –arguyen los jefes comunales– que el traslado de personas residentes en el conurbano que van a trabajar a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aumentará el riesgo de contagio en sus distritos. 

En un comunicado difundido este domingo, los jefes comunales dijeron que la apertura de Larreta “resulta riesgosa para todo el AMBA dado que implica mayor movilidad”. Teniendo en cuenta que muchos de los trabajadores y trabajadoras de esos comercios residen en distritos del Gran Buenos Aires, habrá mayor probabilidad de circulación comunitaria del virus, explicaron los y las jefes comunales. Consultado por Letra P, Kicillof rotuló de “excelente” el comunicado y ratificó la posición de los mandamases locales, endureciendo el tránsito de personas en la región metropolitana. 

La advertencia de los jefes comunales con el consecuente respaldo del gobernador a la misma indica un primer desacople en la publicitada triple alianza contra la pandemia que conformaron desde el minuto uno el presidente Alberto Fernández, el jefe de gobierno porteño y Kicillof. Fuentes municipales y del entorno del gobierno bonaerense consultadas por Letra P confirmaron que el comunicado fue consensuado previamente con el Ejecutivo bonaerense.

 


Kicillof, Carlos Bianco, Daniel Gollán y Federico Thea (Foto: AGLP)


El pronunciamiento de los intendentes surgió luego de una videoconferencia de la que participaron Mayra Mendoza (Quilmes), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mario Secco (Ensenada), Andrés Watson (Florencio Varela), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Blanca Cantero (Presidente Perón), Hernán Izurieta (Punta Indio), Gastón Granados (Ezeiza), Juan José Mussi (Berazategui), Nicolás Mantegazza (San Vicente), Marisa Fassi (Cañuelas), Fabián Cagliardi (Berisso) y Fernando Gray (Esteban Echevarría).

 

 
 

Los intendentes temen por el crecimiento exponencial del contagio. Este domingo se registró el récord de infectados diarios. El gobierno nacional contabilizó 258 casos nuevos confirmados de Covid-19 de los cuales 165 corresponden a la Ciudad de Buenos Aires y 51, a la Provincia. La ola enciende alarma en el conurbano.

El gobernador informó este lunes cómo seguirá la cuarentena en el conurbano. En ese orden, la Provincia dio el visto bueno para avanzar en reactivar la actividad macro (cuya autorización debe ser gestionada por cada municipio y el ejecutivo bonaerense autorizará cada caso puntual) de la producción industrial y comercios de cercanía. También informó que queda prohibido el uso del transporte público para quienes no realizan actividades esenciales, mientras que en cuanto al esparcimiento infantil queda prohibido en el conurbano. Solo se autorizará a los progenitores y cuidadores a ir con los niños a los comercios: “Las salidas recreativas van a seguir tal como estaban, habilitadas en 51 municipios de la Provincia pero prohibidas en el AMBA”. 

Kicillof busca evitar cortocircuitos con Larreta. Por eso son los intendentes de su mismo espacio quienes exteriorizan el desacuerdo ante una liberación en CABA que ponga en riesgo los municipios linderos.
 


“El éxito hasta ahora ha tenido que ver con el trabajo coordinado entre todos los que tenemos responsabilidades, más allá de los signos políticos, para poder dar certezas a la ciudadanía. Prefiero que me critiquen por ser cuidadoso que lamentar no haberlo sido”, remarcó Kicillof. 

Además de la actividad comercial minorista, Larreta también habilitará a partir de este martes la construcción (solo excavaciones y demoliciones), y la administración de escuelas privadas e institutos de formación no universitaria, las ferias de abastecimiento barrial y la planta de tratamiento de residuos áridos, restos de obra y construcciones en el centro de reciclaje de la Ciudad en Bajo Flores, con un protocolo particular.