X

Se desata pánico financiero global con impacto local y alcance incierto

Se desploman las bolsas mundiales y en la Argentina suben el riesgo país y el dólar paralelo. Una guerra de precios de países petroleros derrama el contagio de la crisis sanitaria internacional.

Redacción 09/03/2020 11:37

Una ola de fuerte destrucción de riqueza se abate este lunes sobre los principales mercados financieros internacionales y, como contracara, en los emergentes como el argentino, con un derrumbe de las bolsas de Nueva York y de Europa, un desplome del precio del petróleo y una suba generalizada de la moneda estadounidense. Cerca del mediodía, en nuestro país se registra un severo incremento del riesgo país del 16% a 2.804 puntos básicos y con uno del 1,5 al 2% de las diferentes versiones de dólar paralelo.

Wall Street abrió la semana con un descenso de su principal índice, el Dow Jones de acciones industriales del 7,29%, lo que gatilló la suspensión de las operaciones por 15 minutos.

Una vez reanudadas, cerca del mediodía de la Argentina, las cotizaciones recortaban algo sus pérdidas, pero estas eran aún muy abultadas. El Dow, el índice S&P 500 (más representativo del mercado general) y el tecnológico Nasdaq sufrían caídas de alrededor del 6%.

En tanto, en Europa, la mayoría de los mercados grandes caían entre el 6 y el 7%, mientras que la Bolsa de Milán, ubicada en el país del continente más afectado por la epidemia, lo hacía casi el 10%.

Uno de los principales elementos del contagio global de la crisis financiera está dado por el colapso del precio del petróleo, en momentos en que la epidemia de coronavirus reduce la demanda china y crecen los temores a una recesión en Estados Unidos. Después de que Arabia Saudita y Rusia decidieran incrementar sus respectivas producciones para paliar la retracción reciente del precio, este caía este lunes casi un 20% más hasta los 33 dólares por barril. Esos niveles sacarían del mercado al petróleo no convencional, más caro para extraer, como el que se produce en la formación argentina de Vaca Muerta, pero más notablemente a escala internacional, al que se ha desarrollado con fuerza en los últimos años en Estados Unidos y le dio a ese país el autoabastecimiento.

La Bolsa de Comercio porteña abrió con un derrumbe de 12,7% en su principal índice, el S&P Merval, que se ubicaba en los 30.739 puntos.

Mientras, los bonos se desplomaban y, en paralelo, el riesgo país trepaba 16% a 2.800 puntos básicos, a su mayor nivel en 15 años.

El tipo de cambio Banco Nación y mayorista operaba sin mayores cambios, pero los paralelos, el llamado "dólar bolsa" y el "contado con liquidación" subían más del 3% hasta $82,26 y $84,76, respectivamente.

También la Bolsa de San Pablo debió interrumpir sus operaciones por la abrupta caída que sufrió desde la apertura y promediando la rueda seguía 9% abajo, con Petrobras derrumbándose un 20%. En tanto, el dólar subía hasta 4,79 reales.