X

El secretario de Desarrollo Humano y Hábitat de la ciudad cuenta cómo es el trabajo de contención para evitar desbordes en 110 asentamientos y enormes barrios populares con economía informal.

Por 30/03/2020 9:00

El aislamiento por la cuarentena decretada no impacta de igual forma en todos los sectores de la sociedad. Con su diversa demografía, Rosario es un claro ejemplo. Por eso se redoblan los esfuerzos municipales para avanzar en el abordaje social de los más vulnerables. El universo es complejo: algo más de 110 asentamientos irregulares y enormes barrios populares con mucha economía informal.

Dentro de la reciente reformulación del gabinete del intendente Pablo Javkin, dirigida a una coordinación en la contención de la pandemia, hay dos comandos clave: Salud y Asistencia social. Mientras que la primera es prioridad indiscutida, lo social no puede correrse del eje de acciones. Allí se destaca el secretario de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni, quien atendió a Letra P para comentar el enfoque de la asistencia.

Advirtió que el trabajo es “día a día” en relación al avance del virus, por lo que diagnosticar a muy largo plazo y conjeturar no es lo óptimo. Apuestan a una fuerte contención alimentaria desde la estructura de los diferentes actores sociales y estatales, y en el aporte económico nacional para contrarrestar la informalidad laboral en épocas de aislamiento.
 

BIO. Abogado. Radical. Fue secretario de Economía Social de Rosario de 2015 a 2019, y es actual secretario de Desarrollo Humano y Hábitat. Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario. Fue uno de los pocos que participó del proceso de transición junto con el socialismo saliente, del que formaba parte. 


-¿Dónde está puesto el foco del área social para los sectores más débiles ante el aislamiento?

-En la cuestión alimentaria. Pensamos en algunas poblaciones que son las más afectadas por la cuarentena: personas en situación de calle, adultos mayores, y en las de economías informales.

-¿Está preparado el sistema de contención de Rosario para evitar desbordes en caso de que se complejice la situación social?

-Confiamos mucho en la red que hay en distintos barrios. Trabajamos sobre una planificación diaria de cada lugar. Hay que hacerlo con cautela, pero entendiendo que Rosario tiene las herramientas. Esto es día a día. Depende de cuánto tiempo dure la cuarentena, cómo impacte la pandemia, si entra a la ciudad, cómo se ramifique, etc. Hay escenarios de análisis e hipótesis, pero es día a día porque es muy cambiante el escenario.

-¿Cuál es el abordaje del contagio puntualmente en los asentamientos irregulares?

-Rosario tiene un sistema de Salud muy fuerte, toda una red con más de 50 centros de salud, lo que te da una cercanía con barrios populares y asentamientos, y permite seguimiento y monitoreo. La vinculación pasa por ahí también.

-En viviendas irregulares puede haber hacinamiento y el aislamiento puede ser contraproducente. ¿Se trabaja de alguna forma en particular?

-En los barrios populares se vive más comunitariamente. El aislamiento implica no salir de esa zona, del barrio. Se trabaja con la medida de prevención y el distanciamiento va sucediendo. Han modificado sus conductas. Nuestra forma de trabajar es que les llegue la información.
 


Gianelloni, el intendente Javkin, y el secretario de Salud, Leonardo Caruana, en conferencia 


-¿Se cumple la cuarentena?

-Es importante. Es distinto el aislamiento para sectores medios con todos los servicios que en barrios populares o asentamientos. También ha modificado el funcionamiento de la vida barrial.

-¿En qué cuestiones?

-Hay un aumento en la demanda alimentaria, porque no es lo mismo abastecerse en estos tiempos que en los habituales. Ahí están los comedores con más refuerzos.
 


-¿Cómo se contiene a las personas con trabajos informales que hoy no pueden realizarlos con la cuarentena?

-Pretendemos que la red comunitaria los sostenga, y puedan acceder a los alimentos a través de los comedores y de los centros municipales. Además, se apoyan en la Asignación por Hijo, la Tarjeta Alimentar, y también ahora con el ingreso de emergencia de 10 mil pesos. La idea es que puedan proveerse de la red comunitaria que se refuerza constantemente y de las otras ayudas estatales. Otro ejemplo: logramos que trabajadores se organicen y confeccionen 15 mil barbijos y la Municipalidad los compró.  

-¿Cómo se compone la red?

-Además de los centros de salud municipal tiene los centros de convivencia barrial, los programas de contención nacionales o provinciales, el acompañamiento de las vecinales. Organizaciones sociales, cooperativas, la CCC, UTEP, Movimiento Evita, Banco de Alimentos de Rosario, fundaciones y aportes privados. Toda la red está muy activa.