X

Fortabat, la Federal y una cena virtual solidaria de tres millones de dólares

La familia de la dama del cemento transformó la comida anual para el Hospital Churruca en una colecta bancaria para comprar equipos médicos. El otro pongui pongui de los CEO con la Cruz Roja.
Por 25/03/2020 15:53

La inició Amalia Lacroze de Fortabat hace décadas y luego la continuaron sus hijos. Ahora su nieta Amalia Amoedoen plena pandemia de coronavirus, suspendió la cena anual, prevista para el 8 de septiembre, de la Fundación de la Policía Federal, respetando el distanciamiento social. Igualmente, le recomendaron reversionar el evento para no perder los aportes. Así, según supo Letra P, les pidieron a las empresas que aportan fondos y compran mesas que hagan transferencias digitales del dinero que hubiesen puesto de realizarse la comida. En ese convite, pesaban mucho las donaciones que hacían corporaciones médicas y bancos, además del precio del cubierto.

Quieren que esos fondos se utilicen para comprar equipamiento médico específico para la pandemia, que serán instalados en el hospital Churruca, perteneciente a la Policía Federal. En la edición 2019, se habían recaudado en la cena entre 2,5 y 3 millones de dólares. No esperan menos en este 2020.

 

El Churruca, destino de las donaciones a Fortabat. 

 

No es el único lugar en el que el Círculo Rojo busca articular colectas. Bajo el rótulo de “Argentina nos necesita”, el Grupo los W (de los Werthein) y el empresario de electrodomésticos Rubén Cherñajovsky idearon otro “pongui pongui” importante, que será canalizado y auditado por la Cruz Roja Argentina. Buscan conseguir 100 millones de dólares para “ampliar la capacidad instalada, con los requerimientos de terapia intensiva en distintos centros hospitalarios públicos y privados del país”. La iniciativa es en coordinación con el Ministerio de Salud de la Nación y, además, a estos CEO se suman otros como Eduardo Eurnekian (Corporación América), Hugo Sigman (Insud), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Jorge Brito (Banco Macro), y la familia Ezkenazi (Grupo Petersen).

 

Fernández con Cheñajovsky, artífice de la colecta de los 100 millones de Cruz Roja. 

 

Un tercer agrupamiento, menos pomposo, es el de los empresarios que trabajan con el Banco de Alimentos, una ONG que integran, entre otros, Isela Costantini (Grupo BST), el ex titular de la Asociación de Bancos (ABA) Mario Vicens, el presidente de Quickfood, Luis Bameule, y la ex Grupo Sushi Cecilia Felgueras. En ese banco, la Coordinadora de Productores de Alimentos (Copal) aporta mercaderías que luego son distribuidas. En paralelo, hay muchas empresas que empezaron a hacer donaciones en sus áreas de influencia.