X

Fernández y Kicillof lideraron reuniones para coordinar acciones contra el coronavirus. Es una nueva urgencia que marca la dinámica de un gobierno condicionado por el minuto a minuto.

Redacción 10/03/2020 19:00

A las urgencias por la renegociación de la deuda externa y a la crisis alimentaria heredadas de la gestión Cambiemos, el gobierno de la Nación y el bonaerense sumaron ahora otro ítem: la emergencia sanitaria. El incremento de casos importados de pacientes argentinos infectados por coronavirus obligó al presidente Alberto Fernández y al gobernador Axel Kicillof a concentrar su agenda de gestión en reuniones de urgencia para analizar el estado de situación por la nueva enfermedad y coordinar medidas adicionales de respuesta a nivel nacional, para evitar su propagación y contener los posibles contagios.

La expansión global del coronavirus y la sucesión de casos -por ahora, todos "importados", sin ningún contagio autóctono- absorbió la agenda oficinal en la Casa Rosada. Allí, Fernández encabezó una nueva reunión de gabinete “interdisciplinario” con los ministros Ginés González García (Salud), Matías Lammens (Turismo y Deportes), Claudio Moroni (Trabajo), Daniel Arroyo (Desarrollo Social), Agustín Rossi (Defensa) y Sabina Frederic (Seguridad).

 

El Ministerio de Educación pidió que docentes y estudiantes que hayan estado durante las últimas semanas en los países donde se registraron gran cantidad de casos de coronavirus no concurran a los establecimientos educativos durante dos semanas, "tengan o no síntomas" de esa enfermedad, dijo el titular de la cartera Nicolás Trotta. Desde el desarrollo de la epidemia los países más afectados son China, Irán, Corea del Sur, Italia, Francia y España, dentro de una lista que podría incluir a Estados Unidos y Alemania.

 

Estuvieron como invitados el médico especializado en nutrición y obesidad, Alberto Cormillot, y el médico cirujano Guillermo Capuya. Se trató de la segunda reunión de seguimiento en cinco días. La primera se realizó el viernes y participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, González García, su par porteño, Fernán Quirós, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y los infectólogos Gustavo Lopardo y Tomás Orduna.

 

 

La agenda inicial del Presidente para este martes preveía la presentación en Quilmes del listado de 170 medicamentos esenciales que forman parte del programa Vivir Mejor y que llegarán de forma gratuita a partir de este miércoles a los cinco millones de afiliados del PAMI. Pero el jefe del Estado tuvo que convocar por la tarde a una nueva reunión para analizar el estado de situación sobre el coronavirus.

La reunión duró más de dos horas y, cuando finalizó, la vocera elegida fue Vizzotti. En una conferencia de prensa ofrecida en Casa Rosada, detalló que el Presidente “anunció una partida extraordinaria de 1.700 millones de pesos para fortalecer el diagnóstico y tratamiento, que será destinada para atender esta contingencia", que el Gobierno no descarta “suspender eventos masivos", aunque por el momento no está previsto y que van a "ampliar la compra de vacunas antigripales".

 

 

En la provincia de Buenos Aires, el gobernador Kicillof encabezó su reunión semanal de gabinete en la Plata, pero dedicó gran parte del encuentro a analizar el monitoreo de la epidemia que afecta progresivamente a la población en distintas partes del mundo con foco en Asia y Europa, aunque con registros de 17 afectados y un muert ya confirmados en Argentina.

Luego de la reunión, la ministra de Comunicación, Jesica Rey, informó que “el tema de salud se llevó gran parte de la reunión y de la coordinación que, a través del comité de crisis, se está haciendo día a día para la prevención de los dos o tres brotes que tenemos en la provincia que son sarampión, dengue y la prevención de los casos de coronavirus”.

 

 

Los ministros acordaron impulsar en cada dependencia una campaña de concientización “para llevar tranquilidad a la población y dar a conocer las medidas necesarias para que estos brotes no se propaguen”, explicó la funcionaria y aclaró que “no todas la personas que presenten un problema respiratorio o que presenten un cuadro civil es sinónimo de coronavirus. Por lo tanto hay que ser muy paciente y no automedicarse. Dejar en manos del sistema de salud la atención y los procedimientos necesarios para que sean atendidos los pacientes de la mejor manera”, explicó.

La campaña de prevención también se extenderá al transporte público, “para informar de qué manera pueden bajar el riesgo de contagio con medidas como lavarse las manos, por ejemplo”, explicó el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone.

 

 

Argentina tiene 17 casos confirmados y una muerte registrada hace tres días. Los casos sospechosos se han multiplicado en los últimos días y desembocaron en el incremento de las prevenciones a nivel nacional y local. La Ciudad de Buenos Aires tiene cuatro, mientras que la Provincia de Buenos Aires registró otros cuatro, entre los tres niños aislados en La Plata y un hombre de 26 años en Bahía Blanca. En Río Negro fue detectada una docente, que se encuentra en cuarentena, mientras que en Córdoba aguardan los resultados de otros 11 casos sospechosos, pero el único portador confirmado presenta una "muy buena evolución", según informaron las autoridades sanitarias de esa provincia. En La Pampa hay un caso sospechoso que ya fue aislado, mientras que en Chubut el gobierno provincial informó que "hay cinco familias" en cuarentena.