Nuevo ciclo | apertura de sesiones

Kicillof a la Legislatura: equilibrio entre herencia V y primeros pasos

Esquivaría el concepto “tierra arrasada”, pero hará hincapié en los puntos débiles del gobierno de Vidal. Con educación y producción buscará mostrar que su administración está en marcha.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof,  ocupará el fin de semana en las puntadas finales al discurso que pronunciará el lunes en la apertura de sesiones legislativas. Esquivaría el concepto “tierra arrasada” con el que viene machacando, pero se enfocará en dos puntos débiles del gobierno de Vidal con los que, al mismo tiempo, buscará mostrar que su administración ya arrancó: educación y producción.

 

Aunque repasará área por área, con el foco en esas dos golpeará en flancos sensibles de los cuatro años de Cambiemos al frente de Buenos Aires. María Eugenia Vidal estuvo medio año sin ministro de Producción, muy lejos de la impronta productiva que el mandatario intenta darle a su gobierno. La exgobernadora carga con la responsabilidad del trágico episodio en una escuela de Moreno, donde se produjeron dos muertes tras una explosión en el marco de una estructural deficiencia edilicia en las escuelas bonaerenses.

 

El gobernador se sentará en el estrado de la Cámara de Diputados a las 16.15. Será su primera apertura de sesiones ordinarias. Se espera una masiva concurrencia. Intendentes e intendentas de los 135 distritos recibieron la invitación de la secretaría privada de Gobernación. Las presencias –y ausencias– y eventuales anuncios que involucraren a los jefes comunales serán un foco de atención en medio de una relación tirante entre las partes.

 

Como contó Letra P, el discurso corre por cuenta del mandatario. Él lo escribe, pero su pareja Soledad Quereilhac está en los detalles. Corrección, síntesis, semántica y gramática en el texto terminado tienen la mirada de Quereilhac, doctora en Filosofía y Letras, docente e investigadora del Conicet. Los ministros y ministras son los encargados de apilar la información que luego es procesada por el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco. Él le gira a Kicillof los diagnósticos de cada área que el gobernador usa de insumo.

 

 

Según le adelantaron a Letra P fuentes del gobierno, Kicillof pondrá énfasis en qué hizo en Educación en estos 80 días. Sobre todo con la infraestructura escolar. Pese al rechazo a su propuesta salarial, llegará al recinto con la comodidad de haber esquivado un paro en el incio del ciclo lectivo. En ese rubro empata a Vidal, quien llegó a dar su primer discurso ante los legisladores con la certeza de un inicio de clases confirmado. Aquella relación con los gremios terminó rota. 

 

En lo que hace a la infraestructura, el plan “Escuelas a la Obra” es el caballo de batalla en estos casi tres meses de gestión. Es un convenio que el gobierno provincial alcanzó con municipios, donde se destinan 800 millones de pesos para realizar obras en 752 establecimientos educativos.

 

“No esperen ver ni un gobernador, ni una vicegobernadora, ni un gobierno de la Provincia que se enfrente y ataque permanentemente a los maestros y maestra”, dijo Kicillof en su discurso de jura. Y aprovechó para hacer “un respetuoso homenaje a Sandra y a Rubén, a sus familiares y compañeros”. Se refería a Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, vicedirectora y auxiliar, respectivamente, de la Escuela 49 de Moreno donde estalló una garrafa zeppelín provocándoles la muerte a ambos. 

 

Pasará por todas las áreas. Economía y la deuda, sobre la que enfatizará la voluntad de pago pero remarcará que el calendario que debe afrontar es “insostenible”. En tanto, en lo que hace a seguridad -y luego de un verano agitado y de cruces entre su ministro Sergio Berni con la titular de Seguridad en Nación, Sabina Frederic- anunciaría un plan de profesionalización de la fuerza bonaerense. Escucharán de cerca los intendentes, ya que en ese plan se amplía la participación de los jefes comunales en la toma de decisiones en relación a la seguridad en cada uno de los distritos.

 

 

 

(SIN)PRODUCCIÓN. Vidal estuvo seis meses sin ministro de Producción. Allí irá Kicillof. Traducirá a números las consecuencias de no contar con una política hacia las Pymes y cómo eso provoca pérdida de fuentes laborales. Dirá qué hizo su gobierno en estos primeros meses y hablará del programa “Arriba Pyme”, un fomento a las pequeña y mediana empresas, con 4 líneas de créditos a baja tasa a través del Banco Provincia  y un fondeo de 15 millones de pesos y 25 millones dólares.

 

El raconto incluirá moratorias con ARBA con financiamiento en cuotas calculado para 600 mil Pymes; facilidades para saldar deudas por infracciones laborales que incluyen la remisión de intereses moratorios, el pago al contado o hasta en tres cuotas y la financiación de hasta 48 cuotas. Y el plan de recuperación para Pymes agropecuarias. “Una Pyme que cierra no vuelve a abrir”, repite el gobernador. 

 

Un día antes de dejar inaugurado el 148 período ordinario en la Legislatura, Kicillof irá al Congreso a presenciar el discurso de Alberto Fernández. El lunes, el gobernador espera contar la presencia del Presidente. Y de otros dirigentes de peso como los diputados y diputadas nacionales con los que se reunió el 19 de febrero último y a quienes les pidió que militen su gestión en el Congreso y en el territorio.

 

El gobernador durante la charla de 90 minutos con periodistas de Letra P. // Foto: Farid Dumat Kelzi
Maximo Kirchner y Axel Kicillof.

También te puede interesar