31|1|2023

Techint: siguen los recortes salariales y aumenta la tensión con el personal

06 de noviembre de 2020

06 de noviembre de 2020

En Tenaris-Siat reclaman el pago un ítem del sueldo quitado al inicio del ASPO. Representa hasta 35% de los haberes. No descartan medidas de fuerza.

Desde 1948, cuando fue creada por el Grupo SIAM con el fin de producir tubos de acero con costura para hacer gasoductos, en la planta SIAT de Valentín Alsina, además del básico por convenio, sus trabajadores percibieron mensualmente un ítem salarial por productividad. Bajo el ala del Grupo Techint desde 1986, este denominado “premio producción” se sostuvo como parte del sueldo. Pero en marzo de este año, con la crisis por coronavirus como contexto, ese plus fue recortado del salario. Tras ocho meses sin avances en las negociaciones por su restablecimiento, los trabajadores endurecen el reclamo y no descartan medidas de fuerza, aunque destacan su voluntad de continuar el diálogo.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Lo que se está recortando no es un premio que se da cada tanto, sino una parte del sueldo mensual, destacó José Villa, delegado gremial de la planta de Tenaris-Siat ubicada en Valentín Alsina. “En marzo, la empresa aprovechó la cuarentena para dar el golpe duro de directamente sacarlo y negociar bajo presión. Estuvimos negociando bajo esas condiciones todos estos meses”, dijo el dirigente a Letra P.

 

Los trabajadores denuncian la ausencia de un “diálogo constructivo” por parte de la firma y esperan alguna respuesta en los próximos días. Lo discuten en asamblea y no descartan medidas de fuerza. “El escenario no es el mejor, la voluntad de lucha siempre está. Pero queremos solucionar el tema. Le planteamos a la empresa que haga una propuesta válida y que reconozca el esfuerzo de los trabajadores. No puede ser que no haya pagado nada desde marzo, cuando la gente siguió trabajando en tanto y en cuanto la empresa la convocó a trabajar”, enfatizó el delegado.
 

 


Según contó, los trabajadores reunidos en asamblea entienden que “no pueden seguir así hasta fin de año”. “Llegado el caso, se tomarán las medidas que se tengan que tomar”, avisó. Y destacó el respaldo de la comisión directiva de la seccional Avellaneda de la UOM, conducida por Armando Leyes, la que –dijo– “ha puesto a disposición lo que sea necesario para dar la lucha si el diálogo no alcanza”.

 

El impacto de este recorte varía de acuerdo a la productividad de la planta. En un contexto prepandémico, este ítem representaba entre 35 y 45% de la masa salarial. El personal admite que, en un escenario de baja carga de planta, la incidencia del “premio producción” sería menor al habitual previo a marzo. Pero no deja de ser vital, en un contexto de suspensiones al 70% del neto en carácter no remunerativo que los deja por debajo de la línea de pobreza en un mes de suspensión completa.
 

 

“Hemos estado a la altura de las circunstancias. Se nos convoca a trabajar en medio de una pandemia porque, según la empresa, somos esenciales. Y esa esencialidad no fue reconocida por este grupo empresario en Valentín Alsina, quitando este premio. Eso es lo que duele, el no reconocimiento en este escenario tan complicado como el que estamos viviendo y sin tener una nueva paritaria real que impacte en la hora del básico, más allá del acuerdo de 30 mil pesos para los últimos meses del año (NdR: en referencia al acuerdo nacional firmado por la UOM a cobrar entre octubre y enero)”, expresó Villa.

 

CONTEXTO. Según el sindicalista, el recorte salarial se enmarca en una lógica de acción general del Grupo comandado por Paolo Rocca. “Lo que hizo el Grupo durante el año se ha evidenciado desde el inicio, con los despidos de 1.500 compañeros cuando el Presidente pedía otra actitud. Ha pasado el tiempo pero la actitud del Grupo no ha mejorado. Esperemos que en este último tramo del año sí mejore. Sabemos que han empezado a tener reuniones con el Gobierno, entonces entendemos que se tienen que dar muestras también hacia sus trabajadores, que lo único que piden es lo que les corresponde y, en realidad, mucho menos también, porque no tener una paritaria nueva, que para nosotros venció el 30 de marzo, es venir retrasados”.

 

Aunque esta semana otra empresa del Grupo Techint, Ternium, informó la venta de productos de acero de primera calidad a SIAT en 2021 para la fabricación de tubos con costura de diferentes dimensiones, en el llano los trabajadores aún no tienen novedades concretas sobre el futuro productivo. “La empresa nos plantea que hay perspectivas pero no hay certezas de trabajo. Hay un trabajo para Shell en febrero pero no una perspectiva de trabajo regular al menos para el primer semestre”, señaló el delegado de Tenaris-SIAT.