X

Grupo Techint: cuarentena con excepciones y denuncias de recortes salariales

“Quienes la planta considere podrán circular”, dio vía libre el intendente de Campana. En San Nicolás, tuvo el aval de la Nación. En Valentín Alsina alertan una quita salarial. Objeciones de la UOM.
Por 26/03/2020 10:25

A pesar de la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno nacional, el Grupo Techint logró hacerse un lugar dentro de las excepciones por servicios esenciales para algunas de sus plantas emplazadas en la provincia de Buenos Aires, mientras que en otras donde se paralizó la producción trabajadores denuncian recortes salariales y la suspensión irregular de las actividades.

En Campana, una semana después de reunirse con el CEO del pulpo del acero, Paolo Rocca, “para planificar próximos pasos y acciones preventivas contra el coronavirus”,  el intendente de ese distrito, Sebastián Abella (PRO), firmó una nota en la que subrayó que la firma Tenaris S.A. (del Grupo Techint) para su planta Campana “se encuentra exceptuada del cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio” dispuesto por DNU presidencial, por lo que dio vía libre: “Quienes la planta considere podrán circular por la ciudad”.
 


Esto provocó la objeción de la seccional Campana de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) que resaltó: “Ningún establecimiento de nuestra actividad está alcanzado en las cláusulas de excepción establecidas en el decreto presidencial”. La nota firmada por el titular de esa seccional, el exdiputado del FpV Abel Furlán, también cuestionó la venia de Abella que “excede en sus funciones y poderes cuando mediante simple nota pretende autorizar el normal desempeño de la actividad de Tenaris, en clara contradicción a la orden presidencial”.


Más tarde, en un comunicado, Tenaris salió a marcar que la producción “quedó limitada a cumplir con necesidades impostergables en el país y compromisos de exportación” y que la Nación “emitió una autorización que exceptúa a Siderca de la prohibición a circular”. De esta manera, el muelle portuario de Siderca en Campana también se mantiene operativo, con algunas cláusulas para aquellos tripulantes que allí desembarquen. Como contó Letra P en enero pasado, avanzó con despidos en su planta de Campana.

EN SAN NICOLÁS. Otra de las empresas del Grupo, Ternium, también mantiene operativa su planta de San Nicolás con un “proceso gradual de reducción de su nivel de operación con el mínimo de dotación posible” para “garantizar el abastecimiento de sectores esenciales como el de alimentos, salud e higiene”.

De acuerdo a una nota girada este miércoles a la Comisión Nacional de Valores (CNV), en Ternium destacan que la Secretaría de Industria concedió a la sociedad “una excepción a la prohibición de circular para la operación de su Centro Industrial San Nicolás (procesos continuos de Alto Horno y Coquería y fabricación de aceros y bobinas de Hojalata entre otros productos) y de su Centro de Corte a medida de Bobinas de acero y de Hojalata”. El puerto privado que la firma posee en San Nicolás también permanece operativo.
 


Al remarcar que implementó “distintas medidas de higiene y seguridad a los fines de mitigar los efectos derivados de esta situación y preservar la salud de los trabajadores”, en Ternium consideraron que “no es posible predecir todos los efectos” que la presente crisis sanitaria puede tener sobre sus “operaciones y cadena de suministro”.

Por lo pronto, suspendió las operaciones de las plantas de Canning, Haedo, Ensenada, Florencio Varela y Rosario. “Con expresa autorización de las autoridades gubernamentales se procederá al despacho de materiales con destino a las obras de ampliación hospitalaria y/o de materiales para la industria alimenticia”, se aclaró.
 

 

EN VALENTÍN ALSINA. Volviendo a Tenaris, una de las plantas que frenó su operatividad es la de Valentín Alsina, aunque, de acuerdo a sus trabajadores, la forma en que se detuvieron las actividades fue irregular, ya que apela a un acta de suspensiones del año pasado y no al decreto presidencial por la situación de emergencia. En el acta del año pasado, los trabajadores solo cobran el 85% de su salario neto en carácter no remunerativo.

También denuncian que el jueves previo a que se dictara la cuarentena obligatoria advirtieron que en su liquidación salarial no figuró el premio por producción: “Techint tomó la determinación de hacer una rebaja del salario. Nos sacaron de manera unilateral un ítem que venimos cobrando hace 50 años”, remarcó en diálogo con Letra P el delegado de la UOM en Tenaris SIAT, José Villa, quien añadió: “No dieron ningún argumento porque no nos pudimos reunir más. El jueves fue el último día que estuvimos en planta y después no volvimos más por la pandemia”.

Villa enfatizó que el recorte es variable de acuerdo a las producciones “pero puede representar hasta el 45% del sueldo”. En esa planta de Valentín Alsina, Tenaris viene realizando inversiones pensando en Vaca Muerta. Allí, producen tubos con costura para gasoducto. Pero, en este escenario, los trabajos de ampliación se detuvieron.



“La empresa no notificó a sus trabajadores –del freno de actividades- de acuerdo al decreto del Gobierno sino mediante acta-suspensión del año pasado. En estas condiciones, cobramos el 85% del neto en carácter no remunerativo y el decreto dice que es el 100%”, recalcó el delegado sindical. Y adelantó: “Una vez que volvamos, empezaremos a hacer los reclamos correspondientes de lo que se ha liquidado mal”.

Además, Villa advirtió que si la firma se rige por aquel acta de suspensión “puede llamar a trabajar en cualquier momento”, a pesar de resaltar que “la planta SIAT de Valentín Alsina no está dentro de las empresas que están exceptuadas por el decreto”. Sin embargo, los más de 250 trabajadores que allí se desempeñan temen que Tenaris obtenga para SIAT una exención de similares características a las que logró para San Nicolás.

Ante eso, el delegado puntualizó: “Queremos que los compañeros hagan la cuarentena en la casa y que la empresa pague de acuerdo a lo que resolvió en Gobierno nacional”.