TEMPORADA FRUTÍCOLA

Patagonia: el protocolo de trabajadores migrantes se empantana en los municipios

El arribo de los llamados trabajadores golondrina inquieta a los distritos. Qué dejó la charla entre la gobernadora, exportadores y chacareros.

Se extiende el debate en Río Negro y Neuquén por el protocolo para los trabajadores y trabajadoras migrantes que arribarán a las provincias para la cosecha. Con el objetivo de evacuar dudas y corregir lo necesario, la gobernadora Arabela Carreras mantuvo un encuentro virtual con la Federación de Productores. Hizo lo mismo con la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI). A la par, continúa la discusión entre intendentes para que no colapse el sistema sanitario que ya se encuentra al límite. Si bien coincidieron en algunos puntos, se debate el pedido de un seguro especial. Las grandes empresas advirtieron que no podrán modificar los inmuebles donde alojarán a los obreros, tal cual lo piden los Estados provinciales.

 

Los tiempos se acortan. A pocos días de que se inicie la cosecha, en varios municipios reina la incertidumbre de cómo será el protocolo para recibir a los trabajadores de la actividad. De eso se debatió en dos charlas virtuales entre la jefa provincial, las pymes y las exportadoras. Resta un nuevo diálogo con los intendentes, los más preocupados de que el sistema de salud colapse. Se calcula que 20 mil personas llegarán a la región para ensamblarse a la economía regional.

 

La Federación de Productores de Fruta, la primera en idear un plan con las autoridades, exteriorizó la agenda para mejorar el protocolo, que todavía es un borrador. Entre lo esbozado, se destacan cambios importantes, como recortar el aislamiento de llegada a siete días (en principio eran 14) y flexibilizar los requerimientos de seguridad e higiene con aporte estatal.

 

Un apartado se hizo para el reemplazo del personal. Los federados hablaron de una póliza, denominada Seguro covid-19. La idea, ratificó el presidente de la entidad, Sebastián Hernández, es alcanzar respaldo económico que les ayude a enfrentar cualquier altercado y les sirva para obtener mano de obra. En contacto con Letra P, el titular de la Cámara de Productores de Cipolletti, Horacio Pierdominici, reconoció que son varios los detalles que faltan acordar. “En enero llega gente que podría conformar una ciudad. Es importante que se atienda esta situación, que el sistema se encuentre a la altura”, contó el dirigente rural cipoleño.

 

La misma zozobra se expande en los municipios. Por Cipolletti, General Roca, Allen o General Fernández Oro, las autoridades esperan definiciones concretas. Lo mismo en San Patricio del Chañar (Neuquén), o en la región del Valle Medio del Río Negro, donde las empresas tienen diversificada la inversión.

 

 

El zoom de este martes de la Federación de Productores y autoridades del Gobierno.

 

 

SÁBADO. El último fin de semana, ministros y secretarios rionegrinos escucharon las voces de los comités de crisis de cada localidad de los valles. Se repitió la necesidad de concentrar el lugar de recepción, que no se filtre en ningún establecimiento cualquiera de los 600 colectivos que se esperan en la temporada.

 

Fuentes de las comunas de Cipolletti, Allen y Fernández Oro explicaron a Letra P que los intendentes e intendentas aspiran a “reducir el margen” de error. “Lo importante es tener el control de quienes ingresan, por dónde y que no lleguen familias”, coincidieron.

 

Cinco Saltos fue el único gobierno local que compartió el protocolo. El problema surgió cuando se comparó la densidad poblacional con otras ciudades como General Roca, la más importante de las que integran el esquema frutícola.

 

El mayor de los temores es un ingreso sin trabajo oficializado. Teniendo en cuenta que Río Negro abrirá las fronteras al turismo el 8 de diciembre, en el inicio de la cosecha, podría llegar a la zona personal sin un lugar de ocupación garantizado. “Trabajaremos para que no suceda”, anticiparon.

 

No hay libertad si la administran los poderosos, dijo el gobernador de La Pampa Sergio Ziliotto en el acto del 9 de Julio que se hizo en la provincia.
Rolando Figueroa y Alberto Weretilneck. Los patagónicos conversan y se ríen con el anfitrión Osvaldo Jaldo.

Las Más Leídas

También te puede interesar