LA GRIETA

El Gobierno denunció a Larreta y Santilli por la represión en la 9 de Julio

Escala el conflicto entre Fernández y el jefe de Gobierno. La Ciudad sostiene que actúo bajo pedido y en acuerdo con la Policía Federal.

Tras los cruces de versiones y una intención manifiesta de pasarse la pelota para evadir responsabilidades, los gobiernos de Alberto Fernández y de Horacio Rodríguez Larreta escalan el conflicto por el desmadre de la organización del velorio de Diego Armando Maradona y los escenarios de represión en los alrededores a la Plaza de Mayo.

 

En el marco de esta guerra entre la Casa Rosada y la Jefatura de Gobierno, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación presentó una denuncia penal ante la justicia porteña contra Rodríguez Larreta y Diego Santilli, a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, por la represión que efectúo la Policía de la Ciudad en horas del mediodía sobre la intersección de la Avenida 9 de Julio con la Avenida de Mayo.

 

Según el reporte de la Ciudad, el saldo de la jornada caótica fue 13 detenidos y 11 policías heridos. Las imágenes de los efectivos de seguridad porteños avanzando sobre quienes hacían la fila para ingresar a despedir al astro del fútbol mundial son elocuentes, pero el gobierno PRO sostiene que actuó bajo acuerdo y pedido del Ministerio de Seguridad de la Nación. Su titular, Sabina Frederic, y Santilli hablaron al menos tres veces durante esa tarde. El larretismo sostiene que recibió un pedido de "cortar" la fila y que cuando comenzó a desarmar el vallado la situación se desmadró "producto de un grupo de violentos".

 

 

 

De acuerdo a esa versión, la indicación fue frenar el acceso porque la cantidad de gente y el pedido de la familia de Maradona de respetar el horario de cierre del velorio (hasta entonces las 16 hs) no coincidían y se preveía un caos. El gobierno porteño denuncia que en ese instante los efectivos policiales fueron "agredidos" por quienes hacían la fila en la esquina de Avenida de Mayo y 9 de Julio. Rápidamente, ante las imágenes de la represión perpetrada, el Gobierno salió al cruce de la Ciudad, que nunca negó el accionar de su fuerza pero lo mantuvo bajo un acuerdo con la Casa Rosada.

 

 

 

El reparto de responsabilidades continúa y el propio Rodríguez Larreta, más áspero de que de costumbre, fustigó contra Fernández este viernes. En el marco de una conferencia de prensa para anunciar nuevas medidas en la Ciudad ante la situación de pandemia por coronavirus, el jefe de Gobierno cuestionó la "desorganización" y lamentó "que el Gobierno haya politizado la despedida a Maradona".

 

"Lo que se vivió ayer es un claro ejemplo de violencia institucional", aseguró el titular del organismo denunciante, Horacio Pietragalla Corti, en declaraciones a Radio Nacional, y manifestó que "no hubo ninguna orden del Ejecutivo Nacional de reprimir, detener y llevar adelante la acción violenta que llevó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires".

 

El socialismo llenó Metropolitano en Rosario. 
Axel Kicillof y Carlos Bianco, en conferencia en la Casa de Gobierno.

También te puede interesar