21|1|2021

A pedir de las alimenticias, los rulos para planchar la ley de etiquetado

12 de noviembre de 2020

12 de noviembre de 2020

Juntos por el Cambio logró incrementar de tres a cuatro la cantidad de comisiones que intervendrán en el debate del proyecto que ya aprobó el Senado. 

Su trámite comenzará este viernes, con el primer plenario de comisiones previsto para debatirlo, pero el camino del proyecto de ley de etiquetado frontal de alimentos será más cuesta arriba de lo esperado por consumidores y especialistas. El texto fue votado en el Senado con 67 votos a favor y tres en contra, con una velocidad que, como anticipó este portal, no se repetirá en la Cámara Baja, donde ya comenzaron a surgir las primeras confirmaciones de un delay que podría patear la definición para el año que viene al calor de movimientos combinados entre el oficialismo y la oposición.

 

La primera señal surgió desde la presidencia del cuerpo, en manos de Sergio Massa, que al principio había resuelto enviarlo a seis comisiones. Luego las redujo a la mitad y giró el texto a Legislación General, Salud y Defensa del Consumidor, presididas por Cecilia Moreau (FdT), Pablo Yedlin (FdT) y Diego Mestre (UCR-JxC). Ahora, el interbloque opositor, que encabeza el radical Mario Negri, logró sumar a la Comisión de Industria, que encabeza el macrista Alejandro García

 

 

 

Ante las consultas de Letra P, cerca del diputado porteño confirmaron que están "trabajando en el tema". La comisión de cabecera es Legislación General y Moreau confirmó que ya están al tanto del pedido opositor. Una alta fuente parlamentaria confió que, hasta la semana pasada, estudiaba girarla a la Comisión de Mercosur, que conduce el macrista del Grupo Halcón Fernando Iglesias. En su despacho, explicaron que, al cierre de esta nota, no lo había contactado nadie. "Massa puede poner el giro que quiera, pero esto se acuerda con el presidente de la comisión y sería raro que viniera este texto", contestaron desde el entorno del legislador. 

 

 

 

Los llamados que no llegaron a Iglesias, considerado en el PRO como un "inorgánico", golpearon la puerta de su compañero de bancada García, que reporta directamente al jefe del bloque, Cristian Ritondo, y al alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Este portal buscó conocer el punto de vista del titular de la Comisión de Industria, pero su equipo de comunicación se comprometió a contestar en algún momento. Al cierre de esta nota, García ya blanqueado el pedido y Massa hizo saber su aceptación, pero la solicitud fue presentada el 6 de noviembre, una semana después de la aprobación que obtuvo el proyecto en el Senado.

 

 

 

La introducción de la Comisión de Industria en el derrotero del proyecto responde al estado de alarma del sector azucarero. Sostiene que la implementación del sistema que establece la norma, con octógonos negros que advierten sobre el exceso de grasas saturadas, grasas totales, sodio, calorías y azúcares tendrá "efectos dramáticos" en las industrias del norte argentino.

 

Al frente de la ofensiva, está el empresario Daniel Funes de Rioja, titular de la Coordinadora de Industrias Fabricantes de Alimentos (COPAL), que confirmó su rechazo a la norma en diálogo con este portal. La estrategia no es nueva: ya suma tres años de planteos. Arrancó cuando se realizó la cumbre del G-20 en Buenos Aires y el tema estaba en la agenda del panel alimenticio. 

 

 


La decisión de Massa de sumar Industria a las tres comisiones definidas ampliará el plenario de este viernes. Antes de esa medida, las empresas de la industria azucarera ya venían pidiendo pista para participar y reclamar el giro que finalmente ofrendó el oficialismo para contener el lobby que resonará con igual fuerza. Esa ofensiva cuenta con el apoyo activo del gobernador de Tucumán, el peronista Juan Manzur, que encabeza los planteos de los caciques provinciales con la colaboración de otro coterráneo, el secretario de Relaciones Internacionales, Jorge Neme. Sigue de cerca el tema en la Cancillería y originalmente apuntaba a recurrir a la Comisión de Mercosur para analizar el impacto del proyecto en los países socios, como Brasil, que no tiene un sistema con octógonos, sino una señalización menos efectiva.

 

 

 

La posibilidad de meter a Iglesias en el tema destrozó esos planes, pero no frenó la extensión de los giros que ahora quedarán en manos de dos comisiones conducidas por el Frente de Todos, como Legislación General y Salud, y dos en manos de JxC, como Defensa del Consumidor e Industria.