X

Pesce y Galperin, la alianza menos pensada

El nuevo sistema de pagos que impulsa el Banco Central permitirá la interoperabilidad de las billeteras electrónicas y premiará a la red de Mercado Pago.

Por 30/10/2020 16:39

El 7 de diciembre comenzará a funcionar el sistema de pagos Transferencias 3.0, el esquema con el que el Banco Central busca agilizar las transacciones con billeteras electrónicas y la competencia entre bancos, billeteras y emisores de tarjetas de débito. Entre los actores que impulsan y promueven el nuevo sistema se destaca Mercado Pago, el brazo financiero de Marcos Galperin que es líder absoluto en el segmento de pagos no bancarios.

Parece la alianza menos pensada, pero las reuniones entre la entidad que preside Miguel Pesce y Mercado Pago, entre otros actores, llevan meses. El BCRA reunió a los distintos jugadores del ecosistema de pagos: bancos, emisores de tarjetas como Prisma (Visa) y First Data (Mastercard) y empresas fintech. Las características del nuevo sistema dejan a la firma de Galperin en una inmejorable pole position para cuando se agite la bandera de largada.

Transferencias 3.0 acercará a los comercios más opciones para cobrar con tarjeta de débito o código QR. La intención del BCRA es que ambos sistemas compitan. Al recibir un pago con débito, el comercio paga una comisión que en la actualidad es del 0,9% y debería bajar a 0,8% el año próximo. Demora 48 horas en obtener el dinero, porque la operación es reversible: el cliente puede impugnarla y cancelarla.

Con el sistema QR, los pagos son inmediatos e irreversibles. El nuevo esquema permitirá, además, la interoperabilidad: el cliente podrá pagar con cualquier billetera electrónica, sin importar el sistema que use el comercio. La comisión tendrá un doble tope: 0,8% por operación, con $8.000 por mes de límite para micro, pequeñas y medianas empresas. Estas, a su vez, tendrán tres meses bonificados, por una facturación de hasta $50.000 mensuales.

 


En la comunidad financiera, coinciden en que el esquema golpea a las empresas que gestionan pagos con tarjeta de débito, con Prisma y First Data a la cabeza: entre ambas, concentran más del 80% de las operaciones. También, a los bancos emisores de las tarjetas de débito, aunque preparan desde hace meses una billetera para competir con Mercado Pago, porque sumará más competencia, con opciones de dinero inmediato para los comercios que podrían agilizar el reemplazo del dinero en efectivo.

Fuentes del sistema financiero indicaron que el proyecto está bien visto, pero que, sin una baja de la presión tributaria nacional y provincial (retenciones por Ingresos Brutos), la informalidad asociada al uso de dinero físico no se reducirá.

CÓDIGO COMPARTIDO. Del otro lado, las billeteras deberán compartir el código QR (ser interoperables), lo que le agregará competidores a Mercado Pago. Un usuario de Ualá, por ejemplo, podrá pagar al comercio que use Mercado Pago, pero en la distribución de ese negocio habrá premio para el operador que tenga la red con mayor capilaridad.

El sistema que promueve el BCRA repartirá el 0,8% de comisión de los pagos vía QR de la siguiente manera: en comercios grandes, con facturación mensual de más de un millón de pesos, la comisión se repartirá 75% para la billetera del que paga y 25% para la plataforma del cobrador; en empresas medianas, habrá fifty-fifty y en comercios chicos (autoservicios, tiendas de barrio, ferias), el 75% de la comisión quedará para la adquirencia, es decir, para el dueño de la plataforma que brinda al servicio al comercio.

 

Habrá premio para el operador que tenga la red con mayor capilaridad.


El BCRA interpreta esto como una gran promoción de la competencia. Las billeteras (MODO, la que preparan los grandes bancos, entre ellas) deberán poner su fuerza de ventas o hasta crearla para buscar comercios, con foco en los pequeños y medianos; y activar promociones para los compradores, pero también propuestas para que los vendedores elijan su QR y no el de un competidor. Mercado Pago ya hizo ese trabajo: está en las verdulerías, las ferias, las cadenas de comidas rápidas, las estaciones de servicio y los shoppings. Cuando su código se vuelva interoperable, ganará dinero mientras el sistema crece y aspira a convertirse en una competencia seria para los pagos con tarjeta de débito, que hoy son dominadores absolutos entre los medios electrónicos. Se calcula que más de un millón de puntos de venta tiene Mercado Pago en el país. “Va a ganar mucha plata con esto, porque premia más a quien adquiere al comercio, cosa que Mercado pago ya hizo, y muy bien”, dice Ariel Setton, economista especializado en medios de pago.

“Mercado Pago va a ganar mucha plata con esto, porque premia más a quien adquiere al comercio", dice Ariel Setton.

El crecimiento de Mercado Libre y Mercado Pago durante la pandemia es exponencial. Según el último balance que informó la compañía más grande (en precio de mercado), Mercado Pago procesó U$S11.214,3 millones de pagos en la región en el segundo trimestre, con un aumento interanual del 72,1% en dólares.

El procesamiento de pagos fuera de la plataforma Mercado Libre creció 92,1% en dólares y representó más de la mitad del total: U$S6.064 millones. Las transacciones mediante billetera virtual pasaron los U$S2.100 millones, con un crecimiento del 109% anual en la cantidad de pagadores activos: 9,5 millones en la región. El crecimiento en la Argentina, Brasil y México supera los tres dígitos. Hay más de cuatro millones de billeteras del unicornio descargadas en los smartphones del país.