X

El bloque de legisladores y la gobernadora Carreras plantearon la "ilegalidad" de esa toma. Los planteos.

Redacción 17/10/2020 10:07

El bloque de legisladores de Juntos Somos Río Negro advirtió una "usurpación" del campo de una familia en El Foyel, que produjo un grupo de personas que "se autodefinen" como parte de comunidad mapuche, el Lof Gallardo Calfu. Los integrantes de la bancada oficialista pidieron el rápido esclarecimiento del hecho que constituye un delito violento, y el pronto desalojo de la propiedad. “El juez de Bariloche podría seguir los pasos de su par cipoleña que ordenó un desalojo en la ciudad del Alto Valle”, aportaron.

A la par, la gobernadora Arabela Carreras se despachó contra la toma. "Tiene que quedar en claro que esto es un delito", remarcó. Pidió no confundir a estos ocupantes con "las comunidades originarias pacíficas que trabajan por el bien de la gente".

"Tienen el título de propiedad, porque durante años pagaron esta tierra que es de origen fiscal, y con mucho esfuerzo impulsaron su producción. Es una familia emprendedora, de esas que queremos tener en nuestra región porque nos ayudan a salir adelante. Es gente de bien, comprometida con el desarrollo de la Patagonia”, dijo Carreras.

"Está claro que hay un plan sistemático  de usurpaciones en la región cordillerana", aseguró el presidente del bloque, Facundo López, quien recordó los últimos casos en Villa Mascardi y las tierras del Ejército.

López subrayó que "estos hechos, cargados de violencia e intimidación, que ponen en riesgo la integridad física de la gente y la propiedad privada, son condenables, inadmisibles y deben ser condenados por toda la dirigencia política".

En ese sentido, exhortó: "espero que los dirigentes del Frente de Todos también condenen estos actos y no apañen conductas delictivas".

Por último, el legislador criticó la tarea de Magdalena Odarda frente al INAI: “no colabora en la resolución de los conflictos”. Y agregó: “ la funcionaria nacional debería trabajar en pos de mejorar la situación de las comunidades originarias, en vez de apañar gente que, embanderada en una causa que no es propia, se dedica a delinquir”.