X

El ministro de Economía afirmó que la Argentina "va a transitar el sendero de la recuperación económica en 2021". La defensa del presupuesto.

Redacción 01/10/2020 8:23

El ministro de Economía, Martín Guzmán, cargó contra la "grieta" política que divide a la Argentina y advirtió que termina provocando daños a todos los sectores. Además, se mostró confiado en que la Argentina se recuperará el año próximo.

"La grieta cuesta.Tiene un costo económico y social, genera niveles de ansiedad y falta de confianza que nos dañan a todos", afirmó el ministro, en un nuevo llamado a la dirigencia política a debatir con "responsabilidad".

El funcionario se mostró confiado en que la Argentina se recuperará el año próximo, al encabezar el segundo encuentro del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, donde presentó los lineamientos principales del Presupuesto. En ese marco, el funcionario indicó que la Argentina "va a transitar el sendero de la recuperación económica en 2021".
 
Mediante una videoconferencia, el ministro repasó las proyecciones del proyecto enviado por el Poder Ejecutivo al Parlamento el pasado 15 de septiembre, el cual, según dijo, "da un paso en el camino de ordenar las cuentas públicas" y ""va a ayudar a anclar el esquema macroeconómico y a la Argentina para la recuperación de corto plazo y para generar las condiciones de una economía que dé tranquilidad y estabilidad".

 

 

"Lo que Argentina necesita es, colectivamente, abordar la tarea de estabilizar y tranquilizar la economía. Necesitamos tener una sociedad que debata sobre la base de la seriedad y de forma civilizada", señaló.

Indicó que la realidad es "dura en todo el mundo y es dura para la Argentina, pero los datos que venimos observando en el tercer trimestre del año dan indicios de que son alentadores".

Sostuvo que en septiembre, "luego de mucho tiempo, la variación interanual de la recaudación tributaria en términos reales no está siendo negativa. Hay que ir construyendo mayor confianza sobre un sendero que la Argentina va a transitar, que es el de la recuperación económica en 2021".

Sobre los aspectos clave del proyecto, Guzmán reiteró los dos principios rectores que lo guían: "No hay estabilización macroeconómica sin recuperación de la actividad económica, donde el Estado juega un rol central", y la "sostenibilidad fiscal" que, según remarcó, es una "condición necesaria para una economía tranquila y estable".

"Nos basamos en el principio de la prudencia y la responsabilidad. Queremos partir de supuestos sensatos para la situación que estamos viviendo. Planes y proyecciones que sean cumplibles", agregó.

Guzmán repasó las proyecciones principales del proyecto, que contempla un déficit fiscal primario de 4,5% y un déficit total del 6% sumando el servicio de deuda, un crecimiento del PBI del 5,5%, y una inflación anual del 29%.

"Hay una reducción sustancial de la carga de intereses respecto de la que se transitó en 2019, del 1,9% del Producto. Esto nos da margen para implementar políticas públicas en pos de la recuperación", afirmó.

Asimismo, sostuvo que "el aumento del gasto en términos reales respecto a 2019 es del 10,6%, al mismo tiempo que se reduce el déficit fiscal con respecto a 2020 y también se reduce la porción que es financiada por la autoridad monetaria".

En cuanto a la situación de endeudamiento de las provincias, Guzmán señaló que las jurisdicciones que tienen deuda en moneda extranjera deben "respetar los lineamientos de sostenibilidad que emitió el gobierno nacional. Las provincias no deben caer en la tentación de hacer un mal arreglo porque el problema de la deuda externa de cada provincia afecta negativamente a todos los demás".

"Vemos que hay oportunidades para que las provincias puedan ir desarrollando mayor cantidad de instrumentos de financiamiento para financiarse en el mercado de capitales. Eso necesitamos como país, que haya desarrollo de mercado de capitales para que las provincias tengan financiamiento en moneda propia, el peso", indicó.