X

Perotti buscó ablandar a la oposición con el diálogo del ministro de Gobierno para obtener las emergencias. Pero los dardos del titular de Seguridad ponen en jaque los acercamientos.

Por 24/01/2020 18:11

El 2020 parecía encaminarse a dejar de lado los cortocircuitos políticos que caracterizaron la transición del nuevo gobierno santafesino y las primeras semanas de Omar Perotti en el poder. En parte se encauzaba por la necesidad del oficialismo de promover por segunda vez el paquete de emergencias para lograr cierta estabilidad política a dos meses de su inicio.

La Operación Borgonovo marchaba con prolijidad. Se trata de la estrategia emanada del gobernador que apuesta a la buena aceptación y cintura del ministro de Gobierno y Justicia, Esteban Borgonovo, para tender puentes con la oposición y lograr la aprobación de las emergencias en un segundo intento legislativo. Hasta se entusiasmaban desde el peronismo con lograr la iniciativa.  

Pero tuvo su contraste en la mordaz elocuencia del ministro de Seguridad, Marcelo Sain. El ministro retomó el tono del discurso de Perotti en su asunción, aquel que mellaba en el socialismo al denunciar un “pacto de gobernabilidad directo o indirecto con el crimen” y los puentes tendidos en base al diálogo se detonaron rápidamente. El estilo Dr. Jekyll y Mr. Hyde generó la reacción del Frente Progresista.
 


“¿Qué gobierno es el de Perotti, el de Borgonovo o el de Sain? (...) Cuando creíamos que podía empezar a desandarse un camino diferente, una vez más Sain irrumpe con una conferencia de prensa en la ciudad de Reconquista, haciendo acusaciones falsas y tornando prácticamente inviable la conversación entre el oficialismo y la oposición”, sostuvo el diputado nacional socialista Enrique Estévez.

Puntualmente se refiere a un duro pasaje del ministro en la ciudad del norte de la provincia donde realizó una mesa de trabajo con autoridades: “El éxito nuestro es la pérdida de un montón de gente, de criminales que tenían protección con la propia policía y el propio Estado. Y ese bloque de poder, que es interpartidario también, y que ha gobernado esta sociedad durante más de una década, está atento a todo lo que estamos haciendo”.

Según el diputado provincial de la UCR Juan Cruz Cándido, la discusión sobre las emergencias ha tratarse en extraordinarias venían “reacomodándose” con la apertura del diálogo del ministro Borgonovo, con quien estaban cerrando una reunión oficial en breve. “Esto pone en duda todo. No se puede estar tendiéndoles la mano y que después te la muerdan”, dijo a Letra P.

“Espero que no esté premeditado. Cualquier gobernador al que le complican la estrategia pediría prudencia para no complicar más (…) Todo comenzó con el discurso de Perotti, pero no es una sola acusación, es todos los días. Antes (Sain) lo decía en los medios de Buenos Aires, ahora sale hacer gira por los pueblos de la provincia”, finalizó Cándido.