X
CFK en modo Matanza: "Me cuesta entender cómo funciona la cabeza de Macri"
Redacción 21/09/2019 17:07

En una nueva entrega del Sinceramente Tour, este sábado desde el partido bonaerense de La Matanza, la candidata a vicepresidenta del Frente de Todos, Cristina Fernández de Kirchner, repartió munición gruesa contra el gobierno de Mauricio Macri y enarboló una discurso cargado de épica con reiteradas menciones a la figura del ex presidente Néstor Kirchner y su gestión en la Casa Rosada.  

"Me cuesta entender cómo funciona la cabeza de Macri", disparó Cristina, tras una cascada de críticas a la gestión económica del Gobierno. CFK lanzó ese dardo cuando recordó una anécdota de la transición de diciembre de 2015. Según explicó, el año pasado el orfebre Juan Carlos Pallarols, famoso por fabricar los bastones presidenciales, le confesó a un "amigo suyo" que cuando ganó Cambiemos "desde el Gobierno" le preguntaron si "Cristina le había hecho una macumba" para maldecir la gestión de Macri.

"¿Qué cosa? ¡Qué país! Un presidente que piensa que otro presidente es capaz de hacer una macumba al bastón de un presidente. Me cuesta entender cómo funciona esa cabeza porque conduce un país, toma decisiones, firma decretos. Es difícil", atizó CFK.

Al hablar de la situación económica argentina, Cristina recordó los primeros años de Néstor Kirchner en la Casa Rosada para destacar su "política industrial". Habló de créditos Pymes y el pago de la deuda, mientras repasó una serie de obras realizadas en La Matanza.

 

 

"Vinieron proponiendo pobreza cero y llegamos a declarar la emergencia alimentaria", cuestionó la ex presidenta y volvió a apuntar contra la gestión energética de Juntos por el Cambio: "Nos dijeron que si pagábamos tarifas altísimas iban a venir inversiones. No sé hizo ninguna inversión y hubo rentabilidades brutales".

En otro pasaje de su discurso, recordó la política industrial de la gestión de Kirchner y una acto en la planta de Coca Cola. "Pero estos la fundieron. Tenés que ser horrible para fundir la Coca-Cola", agregó, desatando la algarabía de los presentes. Entre otros, escuchaban la fórmula del peronismo para la gobernación bonaerense, Axel Kicillof y Verónica Magario, y la plana mayor de los intendentes del conurbano.

 

 

"La Matanza me hace acordar a él. Nestor es La Matanza. Hay fotos icónicas", recordó, enarbolando un discurso épico de "Él", la figura retórica que utilizó CFK durante los últimos años de su mandato para referirse a su esposo y ex presidente. "La primera visita que hace a La Matanza, 20 días después de asumir, fue en la UNLaM", lanzó para el delirio de la tribuna.

Desde la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), Cristina vaticinó que "viene una Argentina difícil, compleja" y, bajo esa lógica, pidió "dejar los prejuicios, dirigentes sobre dirigentes, partidos sobre otros partidos". "¿Qué cosa más vamos a tener que hacer para demostrarles que no somos los que ellos le contaron a los argentinos que éramos?", se preguntó, en una idea que puede ser leída como un mensaje velado a la oposición política y a los medios de comunicación, a los que se refirió en varias oportunidades.

 

 

"El fracaso de esto no es por la incapacidad de un presidente que se hagan cargo los que levantaron estas políticas durante años y hoy tenemos estas consecuencias", concluyó Cristina.

“Cristina nos trajo a todos una verdadera primavera de esperanza con sus palabras. Desde La Matanza para toda la Argentina, Cristina nos demostró que hay un camino para volver a poner al país de pie”, sostuvo el diputado nacional y ex intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.

 

Además, el diputado resaltó que “este acto demuestra lo que les pasa a los argentinos. Los argentinos quieren un cambio de gobierno para volver a tener esperanza y sueños". "La primavera es renacer y está renaciendo la Argentina. Vamos a construir con todos los sectores de la sociedad, porque ahora de verdad nos dejan una pesada herencia. Varias generaciones van a tener que pagar esta deuda externa que generó el Gobierno de Macri. Pero nada es imposible cuando tenés una sociedad unida y eso es lo que Alberto Fernandez y Cristina predican todos los días”, concluyó Espinoza.