X
Se trata de la planta VF Corporations. Las últimas cesantías comenzaron en enero y esta semana se desmanteló la fábrica. La población se había movilizado en contra de la medida.
Redacción 12/09/2019 8:54

El intendente Benito Juárez, el peronista Julio Marini, informó en las redes sociales sobre el cierre definitivo de la fábrica textil y de calzados VF Corporations. "Otro día de tristeza" dijo el jefe comunal al anunciar el desmantelamiento de la planta. A principio de año, tras el despido de los últimos trabajadores, la población se movilizó en rechazo a la decisión.

Con el desarme de la fábrica, se puso fin a una planta emblema en el distrito bonaerense de Benito Juárez donde habitan 20 mil personas. La decisión corrió por cuenta de VF Corporation, una multinacional norteamericana líder en el rubro textil y de calzado.

"Lamentablemente, otro día de tristeza en Benito Juárez", posteó Marini en Facebook, con fotos del proceso de desmantelamiento de la fábrica. "A causa de la mala administración del Estado Nacional, sumado a los grandes tarifazos de luz y gas y ante la apertura de las importaciones, la empresa VF finalmente cerró sus puertas, desmantelando la fábrica y dejando en la calle a sus trabajadores/as", publicó el jefe comunal.

 

Lamentablemente otro día de tristeza en Benito Juárez. A causa de la mala administración del Estado Nacional, sumado a...

Publicado por Julio Marini en Sábado, 7 de septiembre de 2019

 

Si bien la planta era histórica, VF operaba desde 2017 mediante la firma AMESUD, propiedad de la familia Kim. Entonces contaba con 55 empleados y se proponía mantener los volúmenes de fabricación que le demandaba VF y proveer además a otras marcas, como Vitamina y Tucci, con la meta de vender a todo el país, de acuerdo al anuncio que el gerente administrativo de la Textil Amesud S.A., Jorge Luis Killane, efectuó en ese momento.

En enero de este año cerró sus puertas y despidió a 45 trabajadores y este fin de semana se desmanteló la fábrica. “El martes nos reunió la gerencia de la compañía y nos comunicó que estábamos todos despedidos”, relató en su momento Willy Cardoso, que trabajó durante los últimos 40 años en la planta. “Están cerrando un pedazo de la historia de nuestro pueblo. Por acá pasaron mil familias, teníamos realizadas nuestras vidas con este trabajo”, agregó.

La decisión provocó una importante movilización en la ciudad, quienes protestaron en contra de la medida.