X
El intendente electo habla de una deuda que roza los mil millones de pesos. "Una ciudad real y una ciudad construida en el discurso oficial". El radical, en tanto, busca su lugar en la oposición.
Por 10/09/2019 17:24

La transición a la santafesina se tornó conflictiva no solo en la categoría gobernación. En la ciudad capital, el traspaso de banda entre el radical macrista José Corral y el progresista Emilio Jatón sumó un capítulo de alto fogueo. “Estamos preocupados por la ciudad que nos deja la actual gestión a los santafesinos, una ciudad con una enorme deuda social”, bramó Jatón en referencia al intendente actual.

 

 

Corral dejará el cargo tras ocho años consecutivos de gobierno y piensa por estas horas en cómo hacer pie en la oposición provincial. Asumió a través del Frente Progresista y en el medio saltó a las filas de Cambiemos. Jugó como candidato a gobernador del macrismo y terminó en el tercer lugar detrás del ganador Omar Perotti y del socialista Antonio Bonfatti.

En más de una ocasión, incluso en una entrevista exclusiva que le dio a Letra P, Jatón destacó que el radical descuidó el gobierno local en su intento por escalar y participar en una contienda superior.

 

 

Como parte del proceso de transición, el intendente electo se reunió con representantes del Frente Progresista Cívico y Social local para hacer hincapié en las “deudas” que deja la gestión saliente.

“No nos respondieron todas las preguntas que hicimos, pero sabemos que hoy los hechos desmienten el relato. Hay una ciudad real y una ciudad construida en el discurso oficial. Esta semana tuvimos problemas con la recolección de residuos, hay líneas de colectivos como la 20 que dejan de funcionar o lo hacen con frecuencias mínimas. Lo que pasa en la calle y la información a la que pudimos acceder no tiene nada que ver con lo que dicen en los medios de comunicación o en las redes sociales”, remarcó Jatón.

En el encuentro se analizaron los números de la deuda, que según la gestión actual que conduce Corral es de 283 millones de pesos, pero, según Jatón, una serie de informes que se están analizando determinan que la misma “ascendería a al menos cuatro veces ese monto”. Por otro lado, también se planteó la preocupación sobre las designaciones y recategorizaciones de personal en planta.