X

La ex presidenta acompaña al candidato del Frente de Todos en el cierre de campaña en Rosario. Le pidió a la militancia que “no pelee” y que salga a convencer “voluntad a voluntad”.

Redacción 07/08/2019 19:26

Frente a una multitud, congregada en torno al Monumento a la Bandera, en Rosario, Cristina Fernández de Kirchner pidió este miércoles el voto de la ciudadanía para el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, dijo que está "segura de que va a desarrollar una tarea espléndida" en la Casa Rosada y se refirió a las fracturas del peronismo. "Fueron dividiéndonos para llegar al poder y hacer lo que nadie esperaba" 

"Estoy muy contenta de estar en Rosario, frente al Monumento a la Bandera. He venido muchas veces, pero hoy es distinto. Hoy estoy acá para contarles que quiero que los argentinos vuelvan a ser felices", arrancó Cristina, sobre el escenario montado de espaldas al Monumento, con todos los gobernadores y candidatos del peronismo y fuerzas aliadas detrás. 

 

 

Antes de que tomara la palabra Fernández, la ex presidenta hizo un breve relato de las conversaciones que dieron como resultado final la unidad del peronismo y se refirió a las divisiones internas que vivió en los últimos años: "Si uno mira los años que han pasado, uno va a poder advertir claramente cómo de a poco fueron dividiéndonos para finalmente llegar al Gobierno para hacer esto que nadie esperaba, con esta profundidad de maltrato". Y agregó: "Pensamos que era necesario reconstruir la unidad de las fuerzas populares y democráticas para encarar una tarea que es muy difícil, que no es nada fácil. Pero necesitamos hacer esto porque los dirigentes, sean de izquierda, de derecha, de centro o de abajo, ningún dirigente duerme en la calle o se queda sin trabajo. Ningún dirigente come salteado o no puede comprar remedios. El que pasa estas penurias es el pueblo. Por eso los dirigentes tienen la obligación ética y democrática de poner fin a esta situación. Por eso no podíamos ni pensar en cuatro años más de estas políticas". 

Desde el escenario, la ex mandataria volvió a mencionar a Sergio Massa y frenó los cantos de la militancia contra Mauricio Macri. "No insulten. Están esperando eso para seguir dividiéndonos. No le demos el gusto", pidió.

En el mismo sentido conciliador, Cristina pidió a los votantes del Frente de Todos que "no peleen, que hablen mucho, trabajen mucho, voluntad a voluntad, vecino a vecino", para conseguir los votos para Fernández. .

 

 

Cristina, que fue ovacionada por la multitud, agradeció y dijo que si se mantiene en pie "es por el amor" de la militancia, "recíproco, inclaudicable e insobornable". 

"Estoy segura que Alberto va a desarrollar una tarea espléndida, como lo hizo cuando lo acompañó a Néstor (Kirchner)", cerró Cristina, que sobre el final le levantó el brazo a su candidato mientras la multitud coreaba "Alberto presidente". 

 

 

La ex presidenta y Fernández no compartían un acto desde que se lanzó públicamente la fórmula, el 25 de mayo, en Merlo. Desde entonces, los integrantes de la fórmula del Frente de Todos transitaron la campaña por separado. Cristina se dedicó a viajar a las provincias donde tiene mayor prédica con su libro, Sinceramente, mientras que Fernández se concentró en los distritos más esquivos, como Córdoba.