X
El primer candidato a legislador porteño por Consenso Federal cuestiona la "prioridades" del gobierno PRO, pide "revalorizar" la Legislatura y admite que la grieta "afecta" al espacio de Lavagna.
Por 07/08/2019 12:41

Eugenio Casielles encabeza la lista de postulantes a legisladortes porteños del frente Consenso Federal en la Ciudad de Buenos Aires. Acostumbrado al perfil bajo, a pesar de que lleva varios años en política, dice que aceptó la candidatura porque comparte la boleta con Roberto y Marco Lavagna y, también, con Matías Tombolini. "Admiro y respeto mucho a los tres", argumenta.

 

BIO. Tiene 35 años. Trabajó en la campaña de Eduardo Duhalde en 2011, actualmente dirige una consultora e integra el armado de Roberto Lavagna. Además, encabeza la boleta de legisladores porteños del frente Consenso Federal.

 

-¿Cómo evalúa la gestión de Horacio Rodríguez Larreta?

-Me parece que hace una gran gestión, pero está distorsionado el énfasis porque posterga trabajar para cubrir las necesidades de los menos beneficiados de la sociedad porteña.

 

 

-¿A qué sectores se refiere?

-Principalmente, a todo el corredor sur de la ciudad de Buenos Aires. Andá a explicarle la importancia de la bicisenda a la persona que no tiene cloacas o que usa la misma agua para ducharse y para lavarse las manos. La Ciudad de Buenos Aires está dividida brutalmente entre el cordón norte y el cordón sur.

 

 

-¿Qué ve cuando camina por los barrios?

-La problemática central que tiene la República Argentina es la economía. Y eso se siente en la Ciudad de Buenos Aires. No se puede despegar la crisis nacional de lo que viven los porteños. El de la zona norte no puede sostener su pyme y tiene que cerrar; el de Mataderos se quedó sin laburo o no le alcanza para pagar el colegio de sus hijos. El problema central es la economía. En cualquier comuna que camines, vas a ver un comercio cerrado por cuadra. Estamos en un momento de poca productividad al que, además, se le suma una presión impositiva que destroza los ingresos que pueda tener una familia tipo de la Ciudad.

-¿Qué propuestas llevaría adelante si asumiese como legislador?

-La problemática de la gente en situación de calle se acrecentó en los últimos años. Hay que hacer que la sociedad porteña sepa que existe la Legislatura y qué pasa en el Poder Legislativo. Hoy (los legisladores) tienen pocas responsabilidades porque nadie sabe que existen. Es muy fácil tomar una decisión que perjudique, en algunas oportunidades, a los vecinos de la Ciudad porque no hay nadie que demande una explicación. Si pudiéramos poner en superficie que existe la Legislatura y que son importantes las decisiones que toman los legisladores, analizarían un poquito más las decisiones que toman. Me gustaría trabajar para poner en superficie qué es lo que pasa. Especialmente, en la discusión del presupuesto. Ahí se expresan las prioridades que tiene un gobierno.

 

 

-¿Cuáles son las prioridades con las que no comulga?

-Hay cuestiones a las que el Gobierno les pone mucho énfasis, como el transporte. No es falta de trabajo o de esfuerzo, sino que le ponen énfasis a pavimentar tres veces una calles o diseñar las bicisendas. Antes que poner bicisendas, creo que hay que poner plata, invertir y arreglar el sistema educativo.

-¿En cuánto cree que afectó la polarización a Consenso Federal y al armado de Lavagna?

-La polarización afectó en un 95%. Los medios comunicación y los sectores de poder tienen intereses que los llevan también a participar de esa grieta.

-¿Qué reflexión le merece que la Ciudad vuelva a votar bajo el sistema de boletas de papel? En 2015 se utilizó la Boleta Única Electrónica (BUE).

-No puede haber más boletas como las de ahora. El mejor sistema para la Ciudad es el de Boleta Única. Lo ideal para mí sería olvidarnos del papel.