X

La venta de una porción de las 70 hectáreas del Pellegrini levantó a los vecinos, que llaman a una movilización. Fuerte cruce del opositor Achával, que ya tiene un pie y medio en la intendencia.

Redacción 30/08/2019 16:51

Con un pie afuera de la intendencia, el jefe comunal de Pilar, el macrista Nicolás Ducoté, juega las últimas fichas de su gestión y, a contramano de lo que indica el uso responsable del espacio público -y el manual de campaña política-, avala la privatización de un predio propiedad del Estado que en el distrito del norte bonaerense funciona como pulmón verde y es considerado espacio histórico. Se trata de la venta de una porción de las 70 hectáreas del Instituto Carlos Pellegrini, a lo que se oponen vecinos, ambientalistas y diversos sectores. El primero que encendió la luz de alarma fue el concejal y candidato a intendente por el Frente de Todos, Federido Achával, quien con un amplio triunfo en las PASO se encamina a recuperar para el peronismo el distrito que hoy gobierna Cambiemos.

Los terrenos del Pellegrini forman parte del patrimonio cultural hace más de 100 años y representan uno de los pulmones verdes más importantes de Pilar. El edificio fue donado al Estado nacional a principios de 1900 en homenaje al ex presidente Carlos Pellegrini para ser utilizado con fines educativos. Hoy es sede de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires.

 

 

Meses atrás, Ducoté firmó un convenio con la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) que autorizó el ingreso de capitales privados a los terrenos. Ya en ese entonces, en el Concejo Deliberante Achával y su bloque de concejales advirtieron sobre las intenciones del gobierno local de privatizar el predio. Junto con la comunidad pilarense y ex alumnos del instituto iniciaron una campaña para defender el lugar.

“Ducoté diseñó un cuidadoso plan para poder engañar a los vecinos de Pilar y vender 16 hectáreas del Pellegrini”, denunció Achával en el Concejo Deliberante.

El acuerdo cedió a la Comuna parte de esas tierras con el objeto de erigir más espacios educativos, tanto públicos como privados, además de polideportivos. Sin embargo, ese mismo convenio autorizaba a la AABE a comercializar o subastar algunos terrenos, posibilidad que pese a figurar en el texto del acuerdo siempre fue rechazada por la Comuna.

En las últimas horas, no obstante, se conoció una resolución por medio de la cual se venderán 16 hectáreas, al considerar que están “ociosas” y tienen riesgo de ser usurpadas.

Las sospechas que llevaron a Achaval a levantar la voz en el Concejo ya son una realidad: sorpresivamente, esta semana ingresaron máquinas al predio que comenzaron a hacer trabajos de desmonte y quema de árboles sobre algunas hectáreas del terreno (ver video), lo que provocó que se vuelva a desatar el escándalo. Ducoté intenta deslindar responsabilidades en otros y afirma que quiere preservar el predio.

“Ducoté diseñó un cuidadoso plan para poder engañar a los vecinos de Pilar y vender 16 hectáreas del Pellegrini”, denunció Achával en el recinto deliberativo local. Y refiriéndose al debate que se había desatado meses atrás, posteó en su cuenta de Twitter: “Una vez más mienten. Ducoté le prometió a los pilarenses que no iba a subastar este predio y a dos meses de dejar el gobierno quiere dejar la tierra arrasada”.

 


Federico Achával, candidato a intendente por Todos.

 

Este sábado, los vecinos convocaron a un abrazo simbólico para evitar la venta de las tierras. “El Pellegrini no se vende”, reafirman a modo de eslogan en la convocatoria hecha en redes sociales.

“Quieren convertir algo que es público y de todos los pilarenses en algo para unos pocos privados y eso no fue lo que se pensó originalmente para este lugar”, señaló Germán Caruso, uno de los exalumnos del Pellegrini, quien destacó estar “a favor de un polo educativo regional, pero no de la venta de tierras a privados”.