Elecciones 2019

Macri, con el preámbulo a lo Alfonsín y la campaña de “los valores”

En el acto por los 25 años de la reforma constitucional se posó en el discurso PRO de proteger  las instituciones. “A la Constitución hay que acatarla, no atacarla”, espetó con la grieta implícita.

Al encabezar este sábado al mediodía en Santa Fe el acto por los 25 años de la reforma constitucional de 1994, el presidente Mauricio Macri aprovechó la oportunidad para correr la mira de la delicada situación económica que atraviesa el país, para posarla en uno de los aspectos predilectos de la maquinaria comunicacional PRO en tiempos de campaña: el “respeto a las instituciones” y “los valores” propios de la “democracia republicana”, discurso con el que a lo largo de los años buscó excavar la grieta con el kirchnerismo. “A la Constitución hay que acatarla, no atacarla”, espetó para arrancar los únicos aplausos que generó su intervención. También, ajustado a la ocasión, Macri - tal como lo hizo Raúl Alfonsín el 10 de diciembre de 1983 al asumir la Presidencia- citó el preámbulo de la Constitución nacional.

 

“En estos días difíciles, de angustia para tantos argentinos, podrían pensar que ponernos a hablar de la constitución es un capricho, un lujo para otros momentos. Por el contrario, hoy más que nunca tenemos que hablar de nuestra Constitución porque antes que nada se trata de valores, de justicia, de unión, de paz, de libertad”, manifestó el jefe de Estado para abrir sus diez minutos de alocución y marcar así cuál sería el pulso de su mensaje.

 

Al resaltar que “en los últimos 25 años sufrimos varias crisis, algunas muy graves”, Macri ponderó que “nunca dudamos de la democracia, que se convirtió en nuestra identidad y esencia, por eso está en nosotros cuidarla”.
 

 


Tras señalar que “quienes gobernamos tenemos que ser los primeros en dar el ejemplo”, el mandatario subrayó –sin ahondar en especificidades- que el sistema político “por momentos” pareció estar “más enfocado en beneficiar a los políticos que a quienes tienen que representar”.  Dicho esto, se definió como lo opuesto a eso: “Como presidente, incluso desde antes, siempre concebí el poder como una herramienta para servir a los que nos dan ese poder”.

 

Así, enfatizó: “Hoy se respira libertad y hay transparencia y sobre la mesa está la verdad, siempre, la verdad, incomode a quien incomode, hoy no hay abuso de poder porque a mayor poder más humildad, no hay imposición de ideas ni castigo a quienes piensan distinto, hay una sociedad plural, respetando nuestras posiciones y nuestras instituciones. Los argentinos queremos vivir en democracia republicana con instituciones respetadas y que también nos respeten a todos los argentinos y  no solo a los que tienen acceso a funcionarios o dirigentes para pedir algún favor o alguna excepción”.
 

 


Con tufo de campaña electoral, Macri sostuvo: “Como sociedad, tenemos que seguir dando pasos en ese sentido y es imposible hacerlo sin una Constitución fuerte y sin argentinos dispuestos a defenderla, a vivir en paz de acuerdo a lo que establece y defenderla. No hay mejor manera de defender la constitución que acatarla, no atacarla, acatarla”.

 

En ese punto, se explayó: “Cuando hablamos de acatarla, no es sólo declamar la libertad de prensa sino dar la cara cada vez que haga falta, dejar que los periodistas pregunten lo que quieran, sin presiones y responder todas las preguntas. Acatarla no es solo hablar de división de poderes, sino respetar en la práctica sin nunca querer influir en las decisiones de los jueces o votación de los legisladores. Somos todos iguales ante la ley y no pretender tener privilegios injustos sobre los demás”.

 

Tras instar a “ser libres y promover la libertad”, Macri intentó emular a Alfonsín: “Como dice el preámbulo: para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino”.

 

“La posibilidad de seguir transformando para siempre la Argentina está en nuestras manos. Depende de nosotros y de nadie más y por eso confío en que tenemos un futuro enorme por delante”, aseveró para cerrar con tono de campaña.

 

Martín Guzmán 
Karina Milei en la Fundación Libertad.

También te puede interesar