X
La decisión oficial de suspender los aumentos en naftas hasta después de las elecciones genera diferentes reacciones en las empresas. Fuerte queja de la firma de Galuccio. Río Negro va a la Justicia.
Por 16/08/2019 15:02

El Gobierno dio a conocer un DNU que, apelando a la Ley de Hidrocarburos, dispone el congelamiento de los precios de los combustibles e hidrocarburos por tres meses. La medida, de corte electoral, es un problema para las compañías, que empezaron a mostrar su descontento de diferentes maneras. En la mayoría de ellas, las pérdidas en dinero son relevantes y ponen en duda la inversión futura en Vaca Muerta, la mayor apuesta del rubro.

El CEO para Argentina de Vista Oil & Gas, Gastón Remy, rechazó la decisión de congelar el precio local de los hidrocarburos y alertó que "con estos valores no se pueden cubrir los costos de producción de Vaca Muerta". Remy advirtió que la decisión oficial "tiene un impacto brutal" en el yacimiento no convencional. Sostuvo además que "no se puede seguir perforando a pérdida" y puntualizó que ello puede afectar también a los trabajadores del sector. En diálogo con Radio Mitre, confirmó que, desde el inicio, nunca hubo por parte del Gobierno un interno de consensuar.

 

Remy, el titular de la petrolera Vista Oil, criticó la medida. 

 

Si bien la medida es reciente, algunas empresas ya tomaron la calculadora. YPF, la firma de bandera, le informó a la Bolsa que “está analizando” el tema. Según confiaron a Letra P fuentes del sector de hidrocarburos, la compañía que preside Miguel Gutiérrez perderá entre U$S10 millones y U$S120 millones por mes, una suma de U$S360 millones en los tres meses que durará el congelamiento.

Naturalmente, las empresas más pequeñas y no integradas son las que más sufrirán el impacto. Y terminarán frenando equipos en Vaca Muerta. Aseguran que los precios de las naftas ya estaban atrasado un 10% antes de la devaluación y que ahora se suma otro 25%. “No sé qué les vamos a explicar a los accionistas”, se sinceró un CEO extranjero.

 

 

En la últimas horas se sumó a las críticas el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck: "Desde el Gobierno de Río Negro rechazamos el congelamiento de precios de combustibles dispuesto por la Nación y no descartamos recurrir a la Justicia para evitar las consecuencias económicas negativas para nuestra provincia", avisó en su cuenta de Twitter. Neuquén irá en la msima línea y es casi lógico si se piensa en las pérdidas millonarias por regalías que tendrán las provincias petroleras. 

 

 

Gutiérrez, titular de YPF. 

 

El Gobierno decidió el congelamiento a través del decreto 566/2019 publicado en el Boletín Oficial, que estableció que las entregas de petróleo crudo efectuadas en el mercado local durante los 90 días corridos siguientes a la entrada en vigencia de esta medida deberán ser facturadas y pagadas al precio convenido entre las empresas productoras y refinadoras al 9 de agosto de 2019.

También precisó que se deberá aplicar un un tipo de cambio de referencia de $ 45,19 por dólar y un precio de referencia Brent (el valor del crudo en el Mar del Norte) de US$ 59 el barril. El decreto determinó, además, que el precio tope de naftas y gasoil en todas sus calidades, comercializados por las empresas refinadoras y los expendedores mayoristas y minoristas, en todos los canales de venta, durante los 90 días corridos siguientes a la entrada en vigencia de esta medida, no podrá ser superior al precio vigente al 9 de agosto último. Por último, se les exige a las empresas que “durante el período alcanzado por esta medida las empresas refinadoras y los expendedores mayoristas y minoristas deberán cubrir, a los precios establecidos en este decreto, el total de la demanda nacional de combustibles líquidos”.