X

Vidal y Larreta le sacaron la lapicera a Peña e impulsaron el Plan Manotazo

Fueron los más duros contra el discurso que traspasó las culpas al peronismo y le reclamaron al Presidente que pida perdón y haga autocrítica. También pidieron medidas para mejorar el clima social.
Por 14/08/2019 11:48

El desfile de funcionarios y ministros del Gobierno por la Casa Rosada durante todo el martes 13 tuvo un capítulo previo: en una cena, el lunes en la Quinta Presidencial de Olivos, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta se impusieron en la discusión y encabezaron la resistencia al discurso visceral de Mauricio Macri en el que traspasó culpas al peronismo, al tiempo que reclamaron “autocrítica” y un “shock” de medidas para inyectar dinero en el bolsillo del electorado.

Tras la paliza en las PASO, la gobernadora y el jefe de Gobierno le tomaron la lapicera al jefe de Gabinete y de campaña, Marcos Peña, y borraron de un plumazo el tono agresivo que Macri ensayó en la conferencia de prensa del lunes. “Ese discurso no es de Marcos. Se nota la mano de María Eugenia”, advirtieron voceros gubernamentales, que miraron estupefactos el giro discursivo del Presidente.

 

 

Quiero pedirles disculpas por lo que dije en la conferencia del lunes, todavía estaba muy afectado y triste por las consecuencias que tuvo en la economía”, admitió Macri por medio de un mensaje grabado desde la Quinta de Olivos. Desde La Plata y la gobernación porteña festejaron la rebobinada del Presidente y destacaron el cambio de discurso.

“Buena señal. Se hizo cargo del resultado”, le dijo a Letra P un ministro porteño que escuchó al Presidente desde su auto, a través de una de las emisoras de radio que puso el anuncio en vivo. Vidal y Rodríguez Larreta se plantaron ante Macri y Peña en la cena que se realizó el lunes en Olivos, donde también estaban el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el senador Federico Pinedo. Le reclamaron abiertamente que cambie el tono y que salga a pedir perdón al electorado.

Ese reclamo de autocrítica fue acompañado de un análisis de un paquete de medidas para aliviar el clima social y transitar en tranquilidad las semanas que restan para las elecciones generales. Horas después, buena parte del gabinete desfiló por Balcarce 50. Estuvieron Carolina Stanley (Salud y Desarrollo Social), Dante Sica (Producción y Trabajo), Alejandro Finocchiaro (Educación) y el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli. Los esperaban Peña y Macri para que “ofrezcan” ideas para llenar el casillero de medidas, que luego el ministro Nicolás Dujovne (Hacienda) auditaba para no herir la susceptibilidad del Fondo Monetario Internacional (FMI) y cumplimentar los compromisos asumidos, con el cuidado del gasto público al tope de los requerimentos de la entidad monetaria.

Bajo esa lógica, solo algunos funcionarios nacionales estaban al corriente de los anuncios. Sin embargo, todos conocieron los detalles esta mañana durante el desayuno que compartieron con Macri en la Quinta de Olivos.

 

 

Nadie en el Gobierno cree que este shock de medidas pueda influir en el resultado electoral. Tampoco Rodríguez Larreta y Vidal, que lograron imponerse en la discusión interna del gabinete de Macri para quedar, en la medida de lo posible, más exentos del arrastre negativo del Presidente, que fue bestial en el conurbano y golpeó a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

Por otra parte, la inmolación del Presidente, al asumir él todo el costo político del discurso agresivo y la paliza electoral, busca facilitar el recorrido hacia octubre de Vidal y Rodríguez Larreta. La mandataria bonaerense se expresó en otro tono al explicar la derrota en su territorio y la semana que viene también hará anuncios. El jefe de Gobierno no alzará la voz y, por el momento, se recluye en la Capital y busca "motivar" a su equipo por haber "esquivado" la ola kirchnerista y mantener a la Ciudad como un bastión amarillo.

 

 

El alcalde y la gobernadora siguieron el minuto a minuto del peloteo de medidas y posibles anuncios para llevar un aire de respiro al electorado, fundamentalmente a la clase media. Durante la tarde del martes, varios de los ministros que se entrevistaron con Macri y Peña luego se comunicaron con el tándem de gobernadores macristas para informar sobre el estado de las negociaciones.

“Son medidas para llegar en paz a diciembre. No estamos mirando a octubre”, reconoció a Letra P un funcionario nacional tras el anuncio del Presidente.