X
Cenan en Vicente López, convocados por Jorge Macri. Tras el golpe de las elecciones buscarán municipalizar la pelea hacia octubre con el objetivo de sobrevivir al huracán Fernández-Kicillof.
Redacción 13/08/2019 20:05

Los intendentes del PRO harán el primer balance en conjunto tras la dura derrota del domingo. Convocados por el jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri, los mandatarios comparten una cena con números sobre la mesa. El plan para retener los gobiernos locales es municipalizar la campaña hacia la elección de octubre. Como detalló Letra P, varios intendentes del PRO quedaron al filo de perder las comunas.

 

 

Bajo este contexto de alerta, Jorge Macri convocó a sus pares para establecer un plan de emergencia. El intendente de La Plata, Julio Garro, dio una pista este martes en una reunión de Gabinete ampliado. El mandatario de la capital bonaerense fue directo y bajó línea a sus funcionarios para que instalen el debate: “Quieren que la ciudad la gobiernen los platenses o La Cámpora”, preguntó ante sus colaboradores. En La Plata, Garro deberá competir con la diputada kirchnerista Florencia Saintout.

La corrida cambiaria de este lunes y martes con la consecuente suba de precios que agudizará la crisis inflacionaria también será materia de análisis en la reunión. Será una mesa amplia.

Confirmaron presencia Ezequiel Galli (Olavarría), Sebastián Abella (Campana), Gustavo Posse (San Isidro), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Martiniano Molina (Quilmes), Néstor Grindetti (Lanús) y Pablo Petrecca (Junín).

Galli ganó por 3.66, Abella por 7.64, Posse por 19.06. Petrecca perdió por 10,97 contra el global de Todos que fue a interna. Molina también perdió. El global del Todos lo aventajó por 20 puntos. Casi irremontable. Grindetti, fue otro alcalde que sacó menos que el Frente de Todos, solo que en la pelea mano a mano, el intendente, fue el que más votos consiguió. 

En Pilar y Morón, Cambiemos se llevó una derrota con soldados PRO compitiendo. En Bahía Blanca un buen susto. El intendente Héctor Gay quedó apenas dos puntos arriba, cuando en 2017 había conseguido una ventaja de 23 puntos sobre el kirchnerismo. El lunes disparó munición gruesa. En declaraciones al portal La Brújula 24 Gay dijo que la elección "a nivel provincial y nacional está terminada". 

A partir de ahora los intendentes buscarán una forma de capitalizar votos, sobre todo, lejos de Mauricio Macri. Los intendentes del PRO buscaron durante todo los primeros meses del año desdoblar la elección bonaerense de la nacional. Conscientes de que iba a ser difícil el arrastre para abajo de la imagen presidencial presionaron hasta donde pudieron. Pero el Gobierno nacional bloqueó esa instancia. Ahora, las miradas para explicar la magra elección apuntan hacia el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, a quien se le atribuye la decisión de no separar los comicios comicios.