X
La intimidad de la primera reunión grande de la coalición peronista. El objetivo central: la foto de unidad, que incluyó al último en llegar.
Por 04/07/2019 18:41

SE AGRANDA LA FAMILIA. La reunión de este miércoles que tuvo como protagonistas al precandidato a gobernador del Frente de Todos, Axel Kicillof, y a su compañera de fórmula, Verónica Magario, en la sede del Frente Nacional Justicialista en la ciudad de La Plata, fue amplia y quedó registrada en una foto que fue pensada con tiempo. Se armó una grada para que entraran en la composición final 61 personas. Solo ingresaron fotógrafos y fotógrafas de los intendentes que no pudieron tomar fotos de la reunión en sí, sino que estuvieron en una sala aparte. ¿La novedad? Tras seis años de distanciamiento, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, se “amigó” con el peronismo K y selló su regreso. Junto a él, los intendentes.
 


La foto que tanto costó (FOTO: AGLP)


“NO NOS HAN DICHO”. Un intendente salió de la reunión con paso lento y con una carpeta en mano con el logo del Frente de Todos. Letra P lo frenó y le consultó si hubo alguna precisión sobre cómo va a seguir la campaña de acá en más o si tienen fecha de visita de los candidatos a sus distritos. “No nos han dicho nada de eso”, se sinceró. Detalló que la reunión fue, más que nada, para concretar la foto y mostrase unidos en un mensaje también hacia la gobernación.
 


Massa, Magario y Kicillof al centro (FOTO: AGLP) 


MARTÍN, EL ANFITRIÓN. Pese a que el Frente Nacional Peronista es un espacio que encabeza el diputado provincial y ex intendente de Florencio Varela Julio Pereyra, quien les dio la bienvenida a los presentes fue el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. Fue, también, un gesto para demostrar que el sector de los jefes comunales que comanda el lomense mantiene su estructura pese a que la fórmula la integran Kicillof y Magario. Insaurralde colocó gente de él en las listas seccionales y no se le vetó el armado territorial. Tiene, además, intereses puestos en varios candidatos "sin tierra".



Todo bien. Insaurralde con Kicillof 
 

MASSA, EL VELOCISTA. El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, fue la presencia más esperada. Llegó rápido, sobre la hora. Antes los intendentes de su espacio Germán Di Césare (General Alvarado), Facundo López (Necochea), Luis Andreotti (San Fernando), Javier Gastón (Chascomús), Sandra Mayol (Monte), Carlos Puglieli (San Andrés de Giles), Ricardo Curuchet (Marcos Paz) iban entrando sin mucho estruendo, a diferencia de –por ejemplo- el matancero Fernando Espinoza cuya entrada, acompañado por varias peronas, generó un cuello de botella en la valla. Massa fue uno de los oradores, agradeció el regreso al PJ orgánico y dio algunas pistas de lo que aportará el FR al Frente de Todos. Cuando terminó el acto, el ex mandatario de Tigre salió, literalmente, corriendo. “Chau chau, después los vengo a visitar”, dijo sonriente. En la puerta lo paró un señor y le pidió una foto. Posó con los dedos en V.
 


Massa se va feliz de la reunión (Foto: AGLP)


LA PREVIA. Kicillof llegó antes del evento a La Plata. Desde el miércoles temprano ya estaba en la capital provincial. El GPS del precandidato registró que llegó a la ciudad de las diagonales y fue hasta la Cámara de Diputados bonaerense. Mantuvo un encuentro informal con la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana y precandidata a intendenta de La Plata, Florencia Saintout, en el primer piso del edificio. Luego se dirigió hasta la planta baja para reunirse con el diputado provincial y uno de sus principales impulsores en la carrera bonaerense, Carlos "Cuto" Moreno, del que también participó el intendente de José C. Paz, Mario Ishii. Los tres fueron caminando hasta un café ubicado a dos cuadras de la Cámara. A esa mesa se sumó Magario y todos hicieron cien metros para llegar al lugar de la reunión. Por su parte, los intendentes del interior también hicieron su pre reunión en la Legislatura con un encuentro en el despacho del diputado y vicepresidente del bloque de UC Walter Abarca. 
 


Kicillof, Moreno e Ishii (Foto AGLP)

Poca campaña, la velocidad de Massa y “todo por una foto”

La intimidad de la primera reunión grande de la coalición peronista. El objetivo central: la foto de unidad, que incluyó al último en llegar.

SE AGRANDA LA FAMILIA. La reunión de este miércoles que tuvo como protagonistas al precandidato a gobernador del Frente de Todos, Axel Kicillof, y a su compañera de fórmula, Verónica Magario, en la sede del Frente Nacional Justicialista en la ciudad de La Plata, fue amplia y quedó registrada en una foto que fue pensada con tiempo. Se armó una grada para que entraran en la composición final 61 personas. Solo ingresaron fotógrafos y fotógrafas de los intendentes que no pudieron tomar fotos de la reunión en sí, sino que estuvieron en una sala aparte. ¿La novedad? Tras seis años de distanciamiento, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, se “amigó” con el peronismo K y selló su regreso. Junto a él, los intendentes.
 


La foto que tanto costó (FOTO: AGLP)


“NO NOS HAN DICHO”. Un intendente salió de la reunión con paso lento y con una carpeta en mano con el logo del Frente de Todos. Letra P lo frenó y le consultó si hubo alguna precisión sobre cómo va a seguir la campaña de acá en más o si tienen fecha de visita de los candidatos a sus distritos. “No nos han dicho nada de eso”, se sinceró. Detalló que la reunión fue, más que nada, para concretar la foto y mostrase unidos en un mensaje también hacia la gobernación.
 


Massa, Magario y Kicillof al centro (FOTO: AGLP) 


MARTÍN, EL ANFITRIÓN. Pese a que el Frente Nacional Peronista es un espacio que encabeza el diputado provincial y ex intendente de Florencio Varela Julio Pereyra, quien les dio la bienvenida a los presentes fue el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. Fue, también, un gesto para demostrar que el sector de los jefes comunales que comanda el lomense mantiene su estructura pese a que la fórmula la integran Kicillof y Magario. Insaurralde colocó gente de él en las listas seccionales y no se le vetó el armado territorial. Tiene, además, intereses puestos en varios candidatos "sin tierra".



Todo bien. Insaurralde con Kicillof 
 

MASSA, EL VELOCISTA. El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, fue la presencia más esperada. Llegó rápido, sobre la hora. Antes los intendentes de su espacio Germán Di Césare (General Alvarado), Facundo López (Necochea), Luis Andreotti (San Fernando), Javier Gastón (Chascomús), Sandra Mayol (Monte), Carlos Puglieli (San Andrés de Giles), Ricardo Curuchet (Marcos Paz) iban entrando sin mucho estruendo, a diferencia de –por ejemplo- el matancero Fernando Espinoza cuya entrada, acompañado por varias peronas, generó un cuello de botella en la valla. Massa fue uno de los oradores, agradeció el regreso al PJ orgánico y dio algunas pistas de lo que aportará el FR al Frente de Todos. Cuando terminó el acto, el ex mandatario de Tigre salió, literalmente, corriendo. “Chau chau, después los vengo a visitar”, dijo sonriente. En la puerta lo paró un señor y le pidió una foto. Posó con los dedos en V.
 


Massa se va feliz de la reunión (Foto: AGLP)


LA PREVIA. Kicillof llegó antes del evento a La Plata. Desde el miércoles temprano ya estaba en la capital provincial. El GPS del precandidato registró que llegó a la ciudad de las diagonales y fue hasta la Cámara de Diputados bonaerense. Mantuvo un encuentro informal con la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana y precandidata a intendenta de La Plata, Florencia Saintout, en el primer piso del edificio. Luego se dirigió hasta la planta baja para reunirse con el diputado provincial y uno de sus principales impulsores en la carrera bonaerense, Carlos "Cuto" Moreno, del que también participó el intendente de José C. Paz, Mario Ishii. Los tres fueron caminando hasta un café ubicado a dos cuadras de la Cámara. A esa mesa se sumó Magario y todos hicieron cien metros para llegar al lugar de la reunión. Por su parte, los intendentes del interior también hicieron su pre reunión en la Legislatura con un encuentro en el despacho del diputado y vicepresidente del bloque de UC Walter Abarca. 
 


Kicillof, Moreno e Ishii (Foto AGLP)