X

El lado oscuro de la Botnia bonaerense que financió la obra clave de Ducoté

La pastera Samseng, en la mira por contaminar el río Luján, fue la principal aportante de la maternidad que visitó Vidal. Clausura levantada y “donación” en un lapso de semanas. Precarización laboral.
Redacción 19/07/2019 15:40

Fresco en la opinión pública el conflicto con Uruguay por la instalación de la pastera Botnia a la vera del río Uruguay, la preocupación por la contaminación a partir de los vuelcos indebidos de fibra celulósica tuvo su caso testigo en 2012 en la provincia de Buenos Aires. El 17 de enero de ese año, tras un operativo de inspección del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) se detectó que en Pilar la Papelera Samseng S.A. volcaba sobre el río Luján pasta celulósica, evidenciando “claramente un impacto negativo al ambiente, ya que el líquido alcanzó suelo natural y red de colección de pluviales", según evidenció el informe del Departamento de Laboratorio bonaerense en aquel entonces.

Por esto, los vuelcos de la pastera en cuestión fueron clausurados por largo tiempo. Ya con otro gobierno, el 30 de septiembre de 2016, una disposición del OPDS de apenas tres párrafos, sin ahondar en detalles técnicos, levantó la clausura. Semanas más tarde, específicamente el 22 de diciembre de 2016, el municipio a cargo de Nicolás Ducoté ya tenía abrochada y oficializada la "donación ofrecida por Papelera Samseng S.A., tendiente a la construcción de una maternidad en el predio ubicado en la parcela 1082 AA. Circunscripción VIII, sobre la colectora 12 de Octubre del Partido Del Pilar".

Dos años y medio después, al calor de la campaña electoral, las obras de esa maternidad, financiada mayoritariamente por esta pastera que nunca dejó de ser apuntada por organizaciones ambientalistas por contaminación, fueron visitadas este jueves por la gobernadora María Eugenia Vidal y la líder de la Coalición Cívica, Elisa "Lilita" Carrió.

 


Se trata de una obra clave para que Ducoté exhiba capacidad de gestión en el año donde busca la reelección en un contexto de encuestas a la baja para su imagen y un respaldo rengo del armado cambiemita provincial. Pero los orígenes de los fondos que la construyen posan un grueso manto de polémica.

¿De qué se acusó específicamente a esta pastera? ¿Qué opinó la Asesoría General de Gobierno bonaerense sobre el tema? ¿Quién fue el funcionario que firmó el levantamiento de la clausura? ¿Cómo surge, cuál es su posición y en qué condiciones opera esta firma?



MADE IN TAIWAN. Nacidos en un pueblo montañoso de apenas 500 habitantes en Taiwan, los Chiu son tres hermanos (Mao, Tin y Tony) que arribaron al país en la década del 70 junto a su padre, quien pasó a ser conocido por estos pagos bajo el mote de "Juancito".

Papelera Samseng S.A. abrió sus puertas en 1993. En la familia taiwanesa, cuentan que la decisión de orientar la apuesta en ese rubro surgió de la actividad previa, un almacén, donde notaban que el papel higiénico tenía mucho consumo.

Con el paso de los años, Samseng se instaló como uno de los jugadores fuertes del sector de tissue, posicionándose entre las seis firmas que concentran el 80% del mercado. Catalogada como “Gran empresa” por facturar más de mil millones de pesos al año y poseer más de 350 operarios, Samseng posee registradas siete marcas, la más famosa de ellas, Elegante, bajo la cual se comercializa la línea de rollos de cocina, servilletas, pañuelos descartables y papel higiénico.



Hasta allí, bien puede ser una historia del sueño americano cumplido en las pampas bonaerenses. Pero, a la par de su crecimiento como empresa, también aparecieron rasgos menos gratos.

CONTAMINACIÓN. Según detalló el documento del OPDS de la clausura "preventiva y parcial" de 2012 a esta firma, en la fiscalización llevada a cabo se constató que "en un lateral de la nave, utilizada para almacenar producto terminado, un canal de cemento utilizado para encause de agua pluvial, el cual se encuentra todo a lo largo con resto de un barro seco asimilable a pasta celulósica. Asimismo se observó, en una cámara pluvial (…) la existencia de líquido con un sobrenadante asimilable a pasta celulósica de color ámbar oscuro".

En su descargo, fuera de los plazos legales, la empresa dijo: en la inspección "no se tomó fotografías y el producto detectado no corresponde al color de nuestros efluentes (…) ni a nuestros barros…” y que la sustancia hallada "no ha salido de nuestro predio", por lo que solicitó el levantamiento de la clausura.

Pero, al analizar el descargo, el área de Laboratorio provincial no dudó: “La empresa no revierte la infracción" y fundamentó la presencia de "partículas asimilables a fibras celulósicas y que son utilizadas en el proceso industrial como materia prima".

 

 

Ante una polémica creciente y un recurso de revocatoria interpuesto por Samseng, quien también se expidió fue la Asesoría General de Gobierno bonaerense. En su dictamen, al que accedió Letra P, el organismo enfatizó que "la clausura ha sido impuesta como medida preventiva por el personal de fiscalización competente, y no como sanción, en función de indicadores que alertaban sobre actividades desarrolladas por aquélla, susceptibles de generar grave riesgo de daño sobre el medio ambiente".

Así, tras citar un grueso plexo normativo, concluyó: "Visto lo actuado, sobre la base de los informes suministrados por las Dependencias intervinientes, y en la medida que técnicamente se haya comprobado de forma fehaciente la existencia de grave peligro de daño inminente sobre la salud de la población, los trabajadores y el medio ambiente, tanto la adopción como el mantenimiento de la clausura preventiva impuesta resultarían inobjetables (...) Consecuentemente, esta Asesoría General de Gobierno es de opinión que nada obstaría a proceder al dictado del pertinente acto administrativo que rechace el recurso de revocatoria interpuesto por la firma”.

CAMBIEMOS. En Pilar, voces consultadas no dejan de ligar el levantamiento de la clausura de Samseng con el cambio de gobierno, la llegada al poder de Nicolás Ducoté (PRO) y una obra en particular, la de la maternidad municipal.

 

 

En septiembre de 2016, el nuevo OPDS levantó la clausura bajo un escueto fundamento: “Intervino el área técnica evaluando el estado de las actuaciones y considerando pertinente, en esta instancia, el levantamiento de la medida preventiva impuesta, en atención a la documentación presentada por la firma y el resultado de una nueva inspección realizada al establecimiento”.

Pero un dato a tener en cuenta es quién firmó ese levantamiento: el entonces director provincial de Controladores Ambientales del OPDS, Nicolás Barella, quien, según detalló Infobae, supo ser “asesor de una empresa con reputación de contaminante en Pilar, a la que luego tenía que controlar”.

Desde 2013 y hasta marzo de 2017 Bardella fue consultor y socio de Ambientus S.A y apoderado de Verasur, acusada de contaminar las napas con hidrocarburos en Pilar, precisamente el distrito donde, junto con Verasur, está en la mira Samseng. Por estos conflictos de intereses, Gabriel Lagomarsino, quien supo ser funcionario de Ducoté hasta este año (cuando se apartó de Cambiemos), por ese entonces cuestionó abiertamente por Twitter a Bardella: "Habiendo sido zorro, no deberías estar cuidando el gallinero".

 

 

Apenas levantada la clausura, fue vertiginoso el trámite para acceder a los fondos para la maternidad municipal. El expediente "a los fines de aceptar la donación ofrecida por Papelera Samseng S.A." lo inició la Secretaría de Salud. En semanas, ya estaba aprobada la operatoria por el Concejo.

Este jueves, Vidal y Carrió avalaron con su presencia en el lugar una obra financiada por una empresa que sigue en tela de juicio por presunta contaminación, mientras, advierten vecinos y ambientalistas, es inexistente el control ambiental del municipio y la provincia.

PRECARIZACION LABORAL. Los controles, en tanto, tampoco aparecen en materia de condiciones laborales. Desde sus inicios, Samseng posee causas por accidentes laborales. Pero el caso más grave se registró este año, cuando en febrero el obrero Pedro Emanuel Gauna falleció mientras cumplía con su trabajo. Por esto, el gremio de Papeleros dictaminó un paro por 72 horas para "exigir el esclarecimiento de la muerte y el estricto cumplimiento de las normas de seguridad".

 


El gremio acusó que Samseng "acumula numerosas denuncias por accidentes de diversas gravedades a lo largo de los años, pero con esta tragedia, los trabajadores, junto a nuestro sindicato local y la Federación, consideraron que se alcanzó un punto de no retorno y exigen la implementación de  todas las medidas de seguridad previstas y exigidas por ley sin más dilación.   

“Luego del fallecimiento de nuestro compañero, ni la empresa, ni la cámara empresarial del parque industrial Pilar, ni mucho menos el municipio, se han pronunciado sobre el tema. En diciembre pasado el intendente de Cambiemos, Nicolás Ducoté, aceptó el premio de una aseguradora de riesgos de trabajo por “haber reducido los accidentes laborales” en el distrito. Pero los compañeros papeleros de Samseng tienen otra percepción y denuncian innumerables situaciones peligrosas a las que los obliga la empresa durante la jornada laboral. Y la pobrísima tarea que realizan las Administradoras de Riesgo de Trabajo”, arremetió el sindicato.