X
El canciller Héctor Timerman, anunció que Argentina irá a la Corte de La Haya en el marco de la situación planteada con la ex Botnia, después de que el presidente uruguayo José “Pepe” Mujica autorizara a la compañía a incrementar su producción, lo que implicó una ruptura unilateral del acuerdo entre ambos países.
Redacción 03/10/2013 5:05

Junto al gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, el canciller sostuvo que “la Argentina lamenta que los intereses de la empresa se hayan convertido en un factor determinante en la relación entre Uruguay y la Argentina”.

Desde la Casa de Gobierno, Timerman precisó que en la reunión que mantuvo con el canciller uruguayo Luis Almagro, Argentina “solicitó seguir dialogando y no caer en la lógica del enfrentamiento que sólo beneficia a UPM, pero Uruguay no respondió”.

“Habiendo Uruguay roto el diálogo unilateralmente, la Argentina se encuentra liberada de la obligación de anunciar conjuntamente los informes científicos”, referidos al nivel de contaminación del río Uruguay provocado por UPM, destacó el jefe de la diplomacia argentina.

Además, señaló que de las 21 preguntas formuladas por la Argentina para solicitar información con el objetivo de poder analizar el pedido de aumento de la producción, hubo 11 que quedaron con respuestas incompletas o sin responder.

Timerman destacó “el esfuerzo de Cristina Fernández de Kirchner para lograr el levantamiento del corte del acceso” entre Argentina y Uruguay, pero ante el fracaso de las negociaciones entabladas con Uruguay, “el Gobierno argentino resolvió recurrir ante la Corte Internacional de La Haya por la decisión unilateral del vecino país de permitir el aumento de producción de la planta UPM Botnia”.

La decisión de Uruguay “afecta la soberanía ambiental de la Argentina”, remarcó el canciller.

Por su parte, Urribarri dijo que la decisión del gobierno de Mujica “pone en riesgo la relación histórica fraternal de años” y que su postura “es inaceptable”.

“Si el presidente uruguayo toma una decisión, nosotros también. No vamos a quedarnos sin tomar ninguna decisión, sino que plantearemos acciones en el futuro”, sostuvo y calificó la resolución del gobierno uruguayo como “ofensiva e inentendible”.

“Para (José) Mujica no hay racionalidad del lado argentino porque hay elecciones, pero el que ha perdido la racionalidad es él”, advirtió el gobernador de Entre Ríos.

El presidente del país vecino, habría asegurado off the record que “genera más fósforo el tajamar de mi chacra que la pastera”, a lo que Timerman contestó en una entrevista radial:  “que se preocupe más por su chacra”.