X

Un foro para compartir buenas prácticas

Un foro para compartir buenas prácticas

10/07/2019 18:19

El encuentro y el diálogo son herramientas indispensables para tejer lazos de confianza y construir puentes entre funcionarios públicos provenientes de distintas extracciones políticas. La inversión de tiempo para fortalecer la capacidad de escucha y el compromiso ético de convivir y familiarizarnos con lo diferente incrementa nuestra posibilidad de comprensión de diversas realidades, como lo son las cotidianeidades que se viven en cada uno de los 135 municipios bonaerenses.

Abordar esas realidades enormes, complejas y multidimensionales es un desafío que nos propusimos desde el comienzo de la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal. Por eso, decidimos institucionalizar un espacio de discusión que reuniera a todos los funcionarios que desempeñan funciones técnico-jurídicas en los municipios de la provincia de Buenos Aires. Nació así, allá por agosto del año 2016, el Foro Permanente de Secretarios Legales y Técnicos –en adelante Foro SLyT-, una iniciativa que contó desde el minuto cero con el apoyo de los equipos de las áreas legales de todos los municipios.

La experiencia resultó altamente gratificante por el contenido que supieron aportar los participantes en el intercambio de experiencias técnico-jurídicas, de análisis de aplicación de normativas provinciales en cada distrito y debates -desde la óptica local- de asuntos jurídicos que son prioritarios para el Ejecutivo provincial.

La víspera de la cuarta edición del Foro SLyT renueva el entusiasmo por reencontrarnos con todos nuestros colegas para profundizar los acuerdos y avances que dimos en materia de seguridad jurídica. Para hacer más previsible y confiable el comportamiento de las administraciones municipales impulsamos la creación de digestos normativos basados en la armonización, sistematización y ordenamiento de las normas municipales, para que los vecinos puedan encontrar de forma fácil las regulaciones de carácter general y permanente.

Entendimos la importancia de reducir los procedimientos burocráticos para ahorrar recursos y, principalmente, disminuir tiempos de gestión de trámites a la ciudadanía. La simplificación de la carga administrativa de la Provincia y los municipios permitió reorientar los esfuerzos para ser más eficientes en la gestión documental electrónica, desterrando de las dependencias públicas pilas de papeles que hoy circulan más rápido y seguro en expedientes digitales.

Entre los desafíos pendientes para conectarnos mejor con la ciudadanía está la trasformación del lenguaje que utilizamos dentro del Estado, en cada norma, trámite, formulario o documento. Ese lenguaje jurídico-administrativo es transversal a todo el  sector público y, muchas veces, es un obstáculo para la comprensión ciudadana de asuntos públicos que hacen a la organización de la vida institucional. Podríamos definirlo como una “jerga administrativa” con tecnicismos y modos de hablar un tanto encriptados para el común de las personas.

Remover esa barrera lingüística por un lenguaje claro es un tema fundamental en la agenda de debate del próximo Foro SLyT. Nos interesa tener un orden jurídico con pautas razonables, que sean eficaces y eficientes en su aplicación, y relevantes respecto del conjunto. Pero necesitamos que esas normas sean comprensibles por todos para asegurar el cumplimiento de los deberes y obligaciones. Eso, ni más ni menos, es el derecho a entender de la ciudadanía.

Todos estos temas conforman ya un núcleo de coincidencias elementales con los referentes de las Asesorías Letradas y de las direcciones de Legal y Técnica de cada Municipio. Convocados por el Secretario Legal y Técnico, Dr. José Grippo, nos reuniremos este viernes en el SUM de Casa de Gobierno para poner en común los hitos en modernización de los procesos administrativos que ya son una realidad palpable en cada distrito. Esas buenas prácticas  de gobierno son las que debemos defender para que la transparencia y la participación ciudadana sean para siempre un rasgo distintivo de nuestra vida democrática.