X
Mónica Litza declinó su precandidatura a intendenta y dio por hecho que avanzará una alianza entre el Frente Renovador y Unidad Ciudadana.
Redacción 11/06/2019 8:22

La concejal del Frente Renovador de Avellaneda, Mónica Litza, bajó su precandidatura a  intendenta y no competirá en las PASO. Anticipó que trabajará “por la unidad” dentro de la propuesta electoral que, asegura, sellará Sergio Massa y la fórmula Alberto Fernández- Cristina Fernández de Kirchner.

Pese al histeriqueo entre el tigrense y los líderes de Unidad Ciudadana, la concejal massista que había anticipado que jugaría por la intendencia de Avellaneda por el espacio Alternativa Federal anunció que no se enfrentará a Jorge Ferraresi sino que trabajará en un proyecto de unidad que cruce la propuesta de Cambiemos.

“Vamos a trabajar por una unidad dentro de este nuevo esquema, que es formar una coalición o un frente opositor, no vamos a competir dentro de lo que es Alternativa Federal”, dijo al portal Política del Sur y anticipó que acompañará en ese camino al intendente kirchnerista,  quien buscará la reelección.

 

 

En ese sentido, consideró que lo que se está formando en el orden nacional, provincial y local “es una gran coalición, excede a lo que es el Frente Renovador o Unidad Ciudadana solamente, acá está el peronismo con distintos matices”, lo cual incluye también al PJ, movimientos sociales, la CGT, gobernadores, entre otros.

“Lo importante es ponernos de acuerdo en para qué nos queremos juntar, que no sea un amontonamiento”, al tiempo que se mostró de acuerdo con las palabras de Alberto Fernández, quien el domingo sostuvo que “con Massa había más cosas en común que las que nos separaban”, en cuanto a eventuales políticas de gobierno. “Soy muy optimista respecto a que se va a llegar a un acuerdo”, añadió la exdiputada.

 

 

Con respecto a Alternativa Federal, Litza opinó que “ya no es lo que fue” y admitió que se atomizará y se perderá esa “ancha avenida del medio” que venía a superar la grieta entre kirchnerismo y macrismo. “No estuvieron claras las formas de dirimir los liderazgos y, sobre todo, (hubo) puntos de vista programáticos distintos”, dijo, y vaticinó que “acá la elección se vuelve a polarizar”.

“En octubre es ‘con Macri o contra Macri’, eso es lo que se va a votar, va a ser el signo de estas próximas elecciones”, pronosticó, tal como en 2015 ocurrió con la expresidenta Cristina Fernández.

“Nosotros estamos contra Macri, tenemos que elegir ese lado de la batalla, esa trinchera. La gente va a votar para ver si (el gobierno de Cambiemos) sigue o si se va”, aseveró, pero apostó que “Macri ya fue, ha fracasado rotundamente y se tiene que terminar, y se lo va a decir la gente en octubre”.

En ese marco, aseguró que “la idea de sumar a Massa y el Frente Renovador a esta coalición opositora le puede garantizar (a la oposición) ganar en primera vuelta. El aporte de Massa es muy importante en esta elección”.

“Sergio Massa es el que está teniendo la centralidad en todas las negociaciones”, debido a que “tiene representación territorial, intendentes, legisladores nacionales, un gran bloque en el Congreso de la Nación”.