X
"El Frente Progresista y Cambiemos son un límite político", aclaró la rosarina que fue derrotada por el senador en las PASO. La dirección de los 230 mil votos que obtuvo, la gran pregunta.
Por 04/05/2019 9:15

Hacia dónde virarán los casi 230 mil votos que obtuvo María Eugenia Bielsa en las PASO es la gran pregunta en Santa Fe. El socialista Antonio Bonfatti resultó el candidato más votado, pero en la suma de frente el peronismo le sacó una ventaja considerable. Por las dudas, para aclarar el panorama, la arquitecta  remarcó que va a acompañar al ganador de la interna, Omar Perotti, y al frente Juntos “para que el peronismo y los 14 partidos aliados ganemos la gobernación y recuperemos la matriz productiva de nuestra provincia”.

 

 

Bielsa emitió un comunicado en las últimas horas en el que cruzó duramente al gobernador Miguel Lifschitz y a Bonfatti. “Se equivocan si creen, como dicen, que pueden pescar voluntades entre quienes acompañaron a nuestro espacio. Lo hemos dicho durante la campaña: el Frente Progresista y Cambiemos son un límite político”, sentenció Bielsa.

En el mundo de los análisis, los votos de la ex vicegobernadora tienen un tinte progresista de fuertes convicciones ideológicas y se diferencian de los sufragios que recibió el rafaelino, supuestamente más ligados a un peronismo tradicional. Por ese motivo se pone en duda la conducta de los 230 mil votos en las generales que se realizarán el 16 de junio.

Bielsa, que eligió no hablar el día de la derrota pero hizo medios en los días posteriores, se dirigió al socialismo, al que fustigó por considerar que se entromete en la vida del peronismo santafesino. “Como ya hicieron durante las PASO, los socialistas vuelven a meterse en la vida política de nuestro frente. Les pido que se ocupen de resolver los graves problemas que tiene la provincia, como la seguridad y la violencia urbana, los despidos y la falta de apoyo a la producción, que continúa con una fuerte caída”.

Perotti buscó denodadamente posar para las fotos con Bielsa el mismo domingo de las PASO. No lo logró, aunque habló por teléfono ese mismo día con la rosarina. Con las declaraciones de Bielsa, no obstante, suma un poroto no menor.

 

 

“Si hay algo con lo que fuimos claros durante la campaña es que, por fuera de las diferencias que se debatían en nuestra interna, están las razones insalvables que nos distancian de quienes han sido los responsables de la destrucción del aparato productivo de nuestro país y nuestra provincia, es decir, de Cambiemos y el Frente Progresista”, planteó Bielsa.

 “Sobre la base de consensos programáticos pondremos nuestros equipos a disposición, bajo la convicción de que es necesario obtener una victoria en Santa Fe que colabore con el gran frente patriótico que se debe consolidar a nivel nacional”, concluyó Bielsa.

Todos unidos triunfaremos: Bielsa avisó que va a acompañar a Perotti

"El Frente Progresista y Cambiemos son un límite político", aclaró la rosarina que fue derrotada por el senador en las PASO. La dirección de los 230 mil votos que obtuvo, la gran pregunta.

Hacia dónde virarán los casi 230 mil votos que obtuvo María Eugenia Bielsa en las PASO es la gran pregunta en Santa Fe. El socialista Antonio Bonfatti resultó el candidato más votado, pero en la suma de frente el peronismo le sacó una ventaja considerable. Por las dudas, para aclarar el panorama, la arquitecta  remarcó que va a acompañar al ganador de la interna, Omar Perotti, y al frente Juntos “para que el peronismo y los 14 partidos aliados ganemos la gobernación y recuperemos la matriz productiva de nuestra provincia”.

 

 

Bielsa emitió un comunicado en las últimas horas en el que cruzó duramente al gobernador Miguel Lifschitz y a Bonfatti. “Se equivocan si creen, como dicen, que pueden pescar voluntades entre quienes acompañaron a nuestro espacio. Lo hemos dicho durante la campaña: el Frente Progresista y Cambiemos son un límite político”, sentenció Bielsa.

En el mundo de los análisis, los votos de la ex vicegobernadora tienen un tinte progresista de fuertes convicciones ideológicas y se diferencian de los sufragios que recibió el rafaelino, supuestamente más ligados a un peronismo tradicional. Por ese motivo se pone en duda la conducta de los 230 mil votos en las generales que se realizarán el 16 de junio.

Bielsa, que eligió no hablar el día de la derrota pero hizo medios en los días posteriores, se dirigió al socialismo, al que fustigó por considerar que se entromete en la vida del peronismo santafesino. “Como ya hicieron durante las PASO, los socialistas vuelven a meterse en la vida política de nuestro frente. Les pido que se ocupen de resolver los graves problemas que tiene la provincia, como la seguridad y la violencia urbana, los despidos y la falta de apoyo a la producción, que continúa con una fuerte caída”.

Perotti buscó denodadamente posar para las fotos con Bielsa el mismo domingo de las PASO. No lo logró, aunque habló por teléfono ese mismo día con la rosarina. Con las declaraciones de Bielsa, no obstante, suma un poroto no menor.

 

 

“Si hay algo con lo que fuimos claros durante la campaña es que, por fuera de las diferencias que se debatían en nuestra interna, están las razones insalvables que nos distancian de quienes han sido los responsables de la destrucción del aparato productivo de nuestro país y nuestra provincia, es decir, de Cambiemos y el Frente Progresista”, planteó Bielsa.

 “Sobre la base de consensos programáticos pondremos nuestros equipos a disposición, bajo la convicción de que es necesario obtener una victoria en Santa Fe que colabore con el gran frente patriótico que se debe consolidar a nivel nacional”, concluyó Bielsa.