X
Por 29/04/2019 14:28

LA FOTO MÁS BUSCADA. La suma de los votos de la interna que protagonizaron Omar Perotti y María Eugenia Bielsa será clave para la consolidación del triunfo peronista en las elecciones generales del 16 de junio. Por eso, el rafaelino buscaba una foto conjunta la misma noche del domingo que demostrara que es capaz de contener los votos que la rosarina cosechó en las PASO. Pero la reunión para las cámaras nunca llegó.

Perotti había intentado negociar una foto con su rival que pudiera transmitir un mensaje de unidad, ya en la semana previa a las PASO. La falta de respuesta positiva de Bielsa fue uno de los factores que determinó que el rafaelino no terminara la jornada en Rosario junto a su compañera de fórmula, Alejandra Rodenas, y al candidato a intendente de Rosario, Roberto Sukerman, que prometía hacer una buena elección. Rosario es tierra de Bielsa y Perotti no quiso arriesgarse a que al final de la jornada, en su distrito, su rival le negara el encuentro, por lo que resolvió quedarse en la capital santafesina.  

 

 

Fue Bielsa, finalmente, la que recorrió la ruta que une Rosario con Santa Fe, una vez cerrados los comicios. Pero aún así tampoco hubo reunión. “La gente no es estúpida. No podemos estar peleándonos toda la campaña y al final del día juntarnos para la foto. Hablaremos y en todo caso lo haremos más adelante”, le dijo la rosarina a sus dirigentes de confianza, que intentaban acercar a las partes.

“La gente no es estúpida. No podemos estar peleándonos toda la campaña y al final del día juntarnos para la foto”, le dijo la rosarina a sus dirigentes de confianza.

Sobre el final de la jornada, con las cartas echadas y un triunfo claro de Perotti en la interna, Bielsa mandó a su candidata a primera diputada provincial, Silvina Frana, a la sede del PJ, donde estaba el rafaelino. Luego de que Bielsa y Perotti hablaran por teléfono, Frana y el presidente del PJ provincial, Ricardo Olivera, salieron a anunciar el triunfo del frente Juntos. Pero la diputada nacional evitó dar números de la interna. “El recuento está lento, todavía falta”, dijo Frana, cuando ya Perotti aseguraba que había sacado el doble de votos que la rosarina.

El discurso público del senador entre sus objetivos claros la contención de Bielsa. “No hay ganadores ni perdedores. Los santafesinos han ordenado nuestras listas. Ahora hay que ganar en junio todos juntos”, remarcó Perotti.

En el sector del rafaelino apostaban a que, una vez digerida la interna, Bielsa mirará el bosque antes que el árbol. “María Eugenia es muy inteligente y sabe que acá se juega la gobernación para el peronismo. Finalmente va a poner eso por encima de todo. Ya va a llegar el encuentro”, le dijo a Letra P un dirigente del círculo íntimo de Perotti.

Más allá de la foto, Bielsa y el ganador de la interna también tuvieron algún chispazo por el uso de la sede del PJ, que el rafaelino utilizó como búnker. Para la rosarina, el edificio ubicado en la calle Gobernador Freyre debió haber sido terreno neutral en la contienda, máxime cuando su candidato a vice, el senador Danilo Capitani, es el vicepresidente del partido.   

 

 

* * * 

 

DOMÍNGUEZ, EL ÚNICO EXTRANJERO. Con un acuerdo de unidad que incluyó a todos los sectores del peronismo local –incluido el Frente Renovador, de Sergio Massa–, Bielsa y Perotti intentaron preservar al frente Juntos de las contiendas nacionales, por lo que este domingo los dirigentes nacionales brillaron por su ausencia en los festejos santafesinos.

 

 

“Nosotros tenemos un frente amplio que tiene integrantes con distintas preferencias en el esquema nacional. Ésta es una elección provincial”, remarcó Perotti ante la consulta de Letra P sobre si había recibido llamados de felicitaciones de dirigentes nacionales del peronismo.

En la sede del PJ santafesino, el único dirigente no santafesino que acompañó al senador nacional fue Julián Domínguez. El ex presidente de la Cámara de Diputados mantiene también una relación muy estrecha con Bielsa, una de las primeras dirigentes que lo acompañó en su voluntad de ser candidato presidencial en 2015 desde el llamado Movimiento San Martín. En la interna santafesina, Domínguez se inclinó por el rival de la rosarina.

 

 

* * *

 

MASSETANI Y LOS PAÑUELOS CELESTES. Mientras avanzaba el escrutinio, en la sede del PJ provincial miraban con asombro los votos que alcanzaba en la categoría de diputados provinciales la mediática Amalia Granata, que cosechó el 9,8%. En particular, el dato fue destacado por la diputada nacional del Frente Renovador Vanesa Massetani, que seguía de cerca las novedades desde su celular.

Granata hizo una elección destacad con su lista “Unite por la familia y la vida”, que tiene como eje central la militancia en contra de la legalización del aborto. La mediática, que llevó como segundo en su lista al pastor Walter Ghione, tuvo una gran presencia en los barrios humildes apoyada por los evangélicos, según le contó a Letra P un dirigente del peronismo.

La pertenencia al bando de los pañuelos celestes es lo que une a Granata con Massetani, una de las diputadas que más militó el rechazo a la ley de interrupción voluntaria del embarazo que se votó en la Cámara baja en 2018.

 

 

La novela de la foto que no fue, un extranjero suelto y la ola celeste

LA FOTO MÁS BUSCADA. La suma de los votos de la interna que protagonizaron Omar Perotti y María Eugenia Bielsa será clave para la consolidación del triunfo peronista en las elecciones generales del 16 de junio. Por eso, el rafaelino buscaba una foto conjunta la misma noche del domingo que demostrara que es capaz de contener los votos que la rosarina cosechó en las PASO. Pero la reunión para las cámaras nunca llegó.

Perotti había intentado negociar una foto con su rival que pudiera transmitir un mensaje de unidad, ya en la semana previa a las PASO. La falta de respuesta positiva de Bielsa fue uno de los factores que determinó que el rafaelino no terminara la jornada en Rosario junto a su compañera de fórmula, Alejandra Rodenas, y al candidato a intendente de Rosario, Roberto Sukerman, que prometía hacer una buena elección. Rosario es tierra de Bielsa y Perotti no quiso arriesgarse a que al final de la jornada, en su distrito, su rival le negara el encuentro, por lo que resolvió quedarse en la capital santafesina.  

 

 

Fue Bielsa, finalmente, la que recorrió la ruta que une Rosario con Santa Fe, una vez cerrados los comicios. Pero aún así tampoco hubo reunión. “La gente no es estúpida. No podemos estar peleándonos toda la campaña y al final del día juntarnos para la foto. Hablaremos y en todo caso lo haremos más adelante”, le dijo la rosarina a sus dirigentes de confianza, que intentaban acercar a las partes.

“La gente no es estúpida. No podemos estar peleándonos toda la campaña y al final del día juntarnos para la foto”, le dijo la rosarina a sus dirigentes de confianza.

Sobre el final de la jornada, con las cartas echadas y un triunfo claro de Perotti en la interna, Bielsa mandó a su candidata a primera diputada provincial, Silvina Frana, a la sede del PJ, donde estaba el rafaelino. Luego de que Bielsa y Perotti hablaran por teléfono, Frana y el presidente del PJ provincial, Ricardo Olivera, salieron a anunciar el triunfo del frente Juntos. Pero la diputada nacional evitó dar números de la interna. “El recuento está lento, todavía falta”, dijo Frana, cuando ya Perotti aseguraba que había sacado el doble de votos que la rosarina.

El discurso público del senador entre sus objetivos claros la contención de Bielsa. “No hay ganadores ni perdedores. Los santafesinos han ordenado nuestras listas. Ahora hay que ganar en junio todos juntos”, remarcó Perotti.

En el sector del rafaelino apostaban a que, una vez digerida la interna, Bielsa mirará el bosque antes que el árbol. “María Eugenia es muy inteligente y sabe que acá se juega la gobernación para el peronismo. Finalmente va a poner eso por encima de todo. Ya va a llegar el encuentro”, le dijo a Letra P un dirigente del círculo íntimo de Perotti.

Más allá de la foto, Bielsa y el ganador de la interna también tuvieron algún chispazo por el uso de la sede del PJ, que el rafaelino utilizó como búnker. Para la rosarina, el edificio ubicado en la calle Gobernador Freyre debió haber sido terreno neutral en la contienda, máxime cuando su candidato a vice, el senador Danilo Capitani, es el vicepresidente del partido.   

 

 

* * * 

 

DOMÍNGUEZ, EL ÚNICO EXTRANJERO. Con un acuerdo de unidad que incluyó a todos los sectores del peronismo local –incluido el Frente Renovador, de Sergio Massa–, Bielsa y Perotti intentaron preservar al frente Juntos de las contiendas nacionales, por lo que este domingo los dirigentes nacionales brillaron por su ausencia en los festejos santafesinos.

 

 

“Nosotros tenemos un frente amplio que tiene integrantes con distintas preferencias en el esquema nacional. Ésta es una elección provincial”, remarcó Perotti ante la consulta de Letra P sobre si había recibido llamados de felicitaciones de dirigentes nacionales del peronismo.

En la sede del PJ santafesino, el único dirigente no santafesino que acompañó al senador nacional fue Julián Domínguez. El ex presidente de la Cámara de Diputados mantiene también una relación muy estrecha con Bielsa, una de las primeras dirigentes que lo acompañó en su voluntad de ser candidato presidencial en 2015 desde el llamado Movimiento San Martín. En la interna santafesina, Domínguez se inclinó por el rival de la rosarina.

 

 

* * *

 

MASSETANI Y LOS PAÑUELOS CELESTES. Mientras avanzaba el escrutinio, en la sede del PJ provincial miraban con asombro los votos que alcanzaba en la categoría de diputados provinciales la mediática Amalia Granata, que cosechó el 9,8%. En particular, el dato fue destacado por la diputada nacional del Frente Renovador Vanesa Massetani, que seguía de cerca las novedades desde su celular.

Granata hizo una elección destacad con su lista “Unite por la familia y la vida”, que tiene como eje central la militancia en contra de la legalización del aborto. La mediática, que llevó como segundo en su lista al pastor Walter Ghione, tuvo una gran presencia en los barrios humildes apoyada por los evangélicos, según le contó a Letra P un dirigente del peronismo.

La pertenencia al bando de los pañuelos celestes es lo que une a Granata con Massetani, una de las diputadas que más militó el rechazo a la ley de interrupción voluntaria del embarazo que se votó en la Cámara baja en 2018.