X
El ministro de Hacienda apuesta a que la economía no empeore y siga “fría pero sin sobresaltos”. Dólar calmo, culto al fiscalismo y las certezas del Gobierno de una CFK candidata.
Por 17/05/2019 16:25

Después de un período de ostracismo importante, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, retornó a la agenda pública con apariciones fuertes y un mensaje directo y realista: advierte que la crisis seguirá en plena campaña electoral y que no habrá reactivación, pero sí un período de “estabilidad, sin sobresaltos”. Así, el funcionario se alejó de la línea de optimismo a ultranza del Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

“Son momentos, nosotros contamos lo que pasa”, le dijo a Letra P una fuente cercana a Dujovne. En la cartera hoy observan que “hubo unas últimas tres semanas de estabilidad cambiaria” y que eso es clave. En paralelo, celebran como único hito realmente positivo el frente fiscal. “No hay nada que festejar con una inflación del 3,4%”, aseveró el ministro en declaraciones radiales. La inflación está vista “como ridículamente alta” para la gestión de Hacienda, pero apuntan que “lo importante es el sendero descendente”.

 

 

Hace unas horas, llamó la atención la algarabía del Banco Central (BCRA), que conduce Guido Sandleris, al celebrar como un triunfo el descenso de 4,7% a 3,4% de la marcha de los precios. En la Casa Rosada no gustó mucho que haya trascendido esa información. Dujovne le puso paños fríos a la alegría.

 

Sandleris celebró la baja inflacionaria, Dujovne le puso paños fríos. 

 

“Va a ser un año frío”, repite Dujovne y aclara al que lo escucha que, de todos modos, la campaña 2019 va a prescindir de los efectos de la crisis y se va a centrar en la discusión pasado versus futuro o kirchnerismo versus macrismo. Naturalmente, en el ministerio descartan que los rubros productivos puedan aportar números positivos en los próximos meses.

En este sentido, Letra P consultó a sus laderos qué diferencias encuentran respecto al factor Cristina Fernández, que hace unos meses detonaba las expectativas económicas y hoy parece no incidir. “Los mercados ya descuentan que la ex presidenta va a ser candidata”, garantizan desde su despacho y explican que la turbulencia en el dólar, los mercados y los activos argentinos estaba dada por la incertidumbre sobre si CFK jugaría o no. Los planes A, B y C del Gobierno coinciden en que la ex mandataria se presentará en octubre y lee sus movimientos en ese sentido.

Dujovne reaparece con discurso realista y astilla el optimismo peñista

El ministro de Hacienda apuesta a que la economía no empeore y siga “fría pero sin sobresaltos”. Dólar calmo, culto al fiscalismo y las certezas del Gobierno de una CFK candidata.

Después de un período de ostracismo importante, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, retornó a la agenda pública con apariciones fuertes y un mensaje directo y realista: advierte que la crisis seguirá en plena campaña electoral y que no habrá reactivación, pero sí un período de “estabilidad, sin sobresaltos”. Así, el funcionario se alejó de la línea de optimismo a ultranza del Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

“Son momentos, nosotros contamos lo que pasa”, le dijo a Letra P una fuente cercana a Dujovne. En la cartera hoy observan que “hubo unas últimas tres semanas de estabilidad cambiaria” y que eso es clave. En paralelo, celebran como único hito realmente positivo el frente fiscal. “No hay nada que festejar con una inflación del 3,4%”, aseveró el ministro en declaraciones radiales. La inflación está vista “como ridículamente alta” para la gestión de Hacienda, pero apuntan que “lo importante es el sendero descendente”.

 

 

Hace unas horas, llamó la atención la algarabía del Banco Central (BCRA), que conduce Guido Sandleris, al celebrar como un triunfo el descenso de 4,7% a 3,4% de la marcha de los precios. En la Casa Rosada no gustó mucho que haya trascendido esa información. Dujovne le puso paños fríos a la alegría.

 

Sandleris celebró la baja inflacionaria, Dujovne le puso paños fríos. 

 

“Va a ser un año frío”, repite Dujovne y aclara al que lo escucha que, de todos modos, la campaña 2019 va a prescindir de los efectos de la crisis y se va a centrar en la discusión pasado versus futuro o kirchnerismo versus macrismo. Naturalmente, en el ministerio descartan que los rubros productivos puedan aportar números positivos en los próximos meses.

En este sentido, Letra P consultó a sus laderos qué diferencias encuentran respecto al factor Cristina Fernández, que hace unos meses detonaba las expectativas económicas y hoy parece no incidir. “Los mercados ya descuentan que la ex presidenta va a ser candidata”, garantizan desde su despacho y explican que la turbulencia en el dólar, los mercados y los activos argentinos estaba dada por la incertidumbre sobre si CFK jugaría o no. Los planes A, B y C del Gobierno coinciden en que la ex mandataria se presentará en octubre y lee sus movimientos en ese sentido.