X

Carrió explotó contra la Rosada: "Me dan asco"

Con tres audios incendiarios, cuestionó que la Rosada saliera a despegarse de la derrota en Córdoba. "Me parece inhumano". Dardos contra Frigerio y amenaza latente de romper la alianza.
Redacción 14/05/2019 19:35

Luego de un adelanto en el breve discurso que brindó cuando acompañó al escenario a Mario Negri para reconocer la derrota en Córdoba, Elisa Carrió soltó el resto de su furia contenida con tres audios que publicó en su cuenta de Twitter. Allí, volvió a cuestionar al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y apuntó sin miramientos contra el gobierno de Mauricio Macri: "Me dan asco".

Tras las señales de enojo que había dado el mismo domingo, desde Córdoba, Carrió mostró su enojo por el plan del Poder Ejecutivo de salir a despegarse de la contundente derrota que sufrió Negri, en manos del gobernador -ahora reelecto- Juan Schiaretti. Arrancó su lectura cuestionando la "falta de estrategia de Cambiemos nacional, que es una constante".

 

 

Enseguida puso el foco en la Rosada. "Tenemos que reflexionar sobre cuánto le debemos a Mario Negri, cuánto tuvo que bancarse la indiferencia, la superficialidad, la falta de escucha", en relación a la dura interna que tuvo que atravesar el candidato con su otro rival, el radical Ramón Mestre

Y siguió: "La vida no es compartir el éxito y alejarse en la derrota. Me parece inhumano". "Qué terrible es que en las derrotas se borren todos. Me dan asco", agregó con dureza.

 

 

Ahí fue cuando profundizó la crítica a Frigerio que ya había deslizado desde la provincia mediterránea. "Cambiemos no acompañó a Cambiemos -dijo. El ministro del Interior siempre hizo su sociedad con los gobernadores del PJ."

Para el final, apuntó a los intentos del Gobierno de despegarse de la candidatura de Negri. "Que el gobierno nacional no se siente prescindente", sostuvo, "porque los dirigentes de Cambiemos que pelean en las provincias también tienen que defender a un Gobierno que no puede obtener resultados económicos".

 

 

Y cerró con su habitual amenaza de hacer el bolso y abandonar el sello oficialista: "¿Qué van a hacer si nos derrotan?¿Se van a borrar? Yo no estoy para borrarme. Pero si esa es la política, sí estoy dispuesta a no estar".