26|6|2022

Negri dijo que no es "el candidato del Gobierno" y reivindicó a Carrió

12 de mayo de 2019

12 de mayo de 2019

El postulante de Cambiemos intentó despegarse de la Casa Rosada, aunque se declaró “orgulloso” por el respaldo de la dirigencia nacional. Apuntó contra Schiaretti. "Pensé que iba a debatir”, dijo.

CÓRDOBA (Enviada especial) El candidato a gobernador de la Casa Rosada en Córdoba, el radical Mario Negri, aseguró que no es el postulante “del Gobierno” y destacó el respaldo de Elisa Carrió pese a los dichos de la diputada contra el ex gobernador Juan Manuel de la Sota.  Además, fue punzante con el actual mandatario provincial, Juan Schiaretti, por haber evitado un debate y lo cruzó por mostrarse contrario a la visitas de dirigentes nacionales.

 

“Yo no soy candidato del Gobierno, soy candidato de tres partidos y de miles de radicales”, dijo en rueda de prensa Negri tras emitir su voto en esta ciudad, buscando despegarse de la administración que encabeza Mauricio Macri.

 

 

En sus declaraciones apuntó contra los dichos del gobernador Schiaretti -quien acordonó la provincia y destacó que “los de afuera son de palo”- y recordó que el candidato del peronismo también fue visitado por dirigentes nacionales. "Él también recibió visitas y me parece bien. Estuvo (Roberto) Lavagna, (Juan Manuel) Urtubey, (Marcelo) Tinelli”, enumeró y lanzó: “Salvo que hayan venido de turistas”.

 

En oposición a su rival, aseguró estar “orgulloso” del respaldo que le expresaron dirigentes nacionales del arco oficialista. “Han venido dirigentes amigos de todos lados. Me siento orgulloso y puedo mostrarlo. Vino acompañarme Elisa Carrió, María Eugenia Vidal, Gerardo Morales, (Horacio Rodríguez) Larreta, (Luis) Brandoni. Un montón de amigos y me siento orgulloso”, reiteró.

 

 

 

La visita a Córdoba y las declaraciones a la prensa de la diputada Carrió fueron repudiadas por un amplio abanico de dirigentes políticos luego que señalara que “gracias a Dios” José Manuel de la Sota estaba muerto.

 

Además, Negri cuestionó el “silencio” del gobernador peronista que busca revalidar su mandato al frente de la provincia. “Reinó el silencio, salvo nosotros que hablábamos solos. El gobernador no habló en toda la campaña”, dijo. “Pensé que iba a hacer lo que él dijo siempre, que para ser gobernador hay que debatir, pero se puede cambiar”, añadió, a la vez que aseveró que su campaña fue contra el poder del estado provincial.