X
En plena presión del sindicalismo más crítico para convocar a un paro, el Ejecutivo firmó un decreto que permite incrementar los recursos de la superintendencia de Servicios de Salud.
Redacción 08/04/2019 8:23

En medio de la presión del sindicalismo más duro para convocar a una paro, el Gobierno le hizo un guiño a la CGT y oficializó el decreto 251/2019 que habilita un incremento de fondos para las obras sociales que, según los cálculos sindicales, permitirá inyectar a mediano plazo a sus prestadoras médicas unos $13.000 millones. La medida, fue publicada este lunes en el Boletín Oficial con la firma del presidente Mauricio Macri, de la ministro de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

De esta manera, la medida establece una reasignación de los fondos disponibles, que hayan ingresado hasta el 28 de febrero de 2019 en cumplimiento de la resolución del ex Ministerio de Salud E 1641/17, desde el Fideicomiso de Administración al Fondo de emergencia y asistencia que se destina a financiar el Programa de Asistencia Financiera para el Fortalecimiento Institucional y Mejoramiento de la Calidad Prestacional de los Agentes del Seguro de Salud.

 

 

Este decreto, por el que aguardaban los gremios, determina un aumento de los recursos de la Superintendencia de Servicios de Salud  que se conformará con los intereses de un bono por $4000 millones emitido en el 2016, más los pagos e intereses de la deuda de la empresa Osde con el Estado, que suman unos $9.000 millones.

Así, estas sumas serán destinadas al pago de expedientes presentados por las obras sociales sindicales, por tratamientos médicos de alta complejidad desde el año 2016. Además, también habrá un amento de $50 millones en los fondos que el Pami gira a las prestadoras médicas de los gremios, para la cobertura de jubilados.

Según la medida, las cuotas percibidas desde el 1º de marzo y hasta el 31 de diciembre del año 2019, serán asignadas al Fondo de Emergencia y Asistencia. De esta manera, el período de asignación de fondos podrá ser prorrogable por un plazo máximo de 10 años.

El pasado viernes, el secretario general de UPCN y secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, aclaró que en esa central sindical "no está evaluando un paro" general ya que el Gobierno "no va a cambiar el plan económico", por lo que la organización apuesta directamente a "un cambio de gobierno en las elecciones" de octubre.

Además, se refirió a la situación de las obras sociales al asegurar que "no puede ser que el Estado adeude a las obras sociales plata que le corresponde". 

El Gobierno aumenta en $13.000 M los fondos para obras sociales

En plena presión del sindicalismo más crítico para convocar a un paro, el Ejecutivo firmó un decreto que permite incrementar los recursos de la superintendencia de Servicios de Salud. 

En medio de la presión del sindicalismo más duro para convocar a una paro, el Gobierno le hizo un guiño a la CGT y oficializó el decreto 251/2019 que habilita un incremento de fondos para las obras sociales que, según los cálculos sindicales, permitirá inyectar a mediano plazo a sus prestadoras médicas unos $13.000 millones. La medida, fue publicada este lunes en el Boletín Oficial con la firma del presidente Mauricio Macri, de la ministro de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

De esta manera, la medida establece una reasignación de los fondos disponibles, que hayan ingresado hasta el 28 de febrero de 2019 en cumplimiento de la resolución del ex Ministerio de Salud E 1641/17, desde el Fideicomiso de Administración al Fondo de emergencia y asistencia que se destina a financiar el Programa de Asistencia Financiera para el Fortalecimiento Institucional y Mejoramiento de la Calidad Prestacional de los Agentes del Seguro de Salud.

 

 

Este decreto, por el que aguardaban los gremios, determina un aumento de los recursos de la Superintendencia de Servicios de Salud  que se conformará con los intereses de un bono por $4000 millones emitido en el 2016, más los pagos e intereses de la deuda de la empresa Osde con el Estado, que suman unos $9.000 millones.

Así, estas sumas serán destinadas al pago de expedientes presentados por las obras sociales sindicales, por tratamientos médicos de alta complejidad desde el año 2016. Además, también habrá un amento de $50 millones en los fondos que el Pami gira a las prestadoras médicas de los gremios, para la cobertura de jubilados.

Según la medida, las cuotas percibidas desde el 1º de marzo y hasta el 31 de diciembre del año 2019, serán asignadas al Fondo de Emergencia y Asistencia. De esta manera, el período de asignación de fondos podrá ser prorrogable por un plazo máximo de 10 años.

El pasado viernes, el secretario general de UPCN y secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, aclaró que en esa central sindical "no está evaluando un paro" general ya que el Gobierno "no va a cambiar el plan económico", por lo que la organización apuesta directamente a "un cambio de gobierno en las elecciones" de octubre.

Además, se refirió a la situación de las obras sociales al asegurar que "no puede ser que el Estado adeude a las obras sociales plata que le corresponde".