X
No mencionó a la economía en lo que va de la carrera hacia la elección y no lo hará ahora, a diez días de las PASO. Resistencia a la raíz populista de los anuncios. La inseguridad sigue siendo el eje.
Por 18/04/2019 9:14

Si bien el anuncio del Gobierno nacional sobre el congelamiento de precios y tarifas es lo más parecido a un avance económico para la gestión Cambiemos, no será tomado por sus candidatos como un trofeo ni muchos menos para el último tramo de la campaña de las PASO en Santa Fe.

Si se le pregunta a uno de los candidatos sobre los anuncios de este miércoles, hará de tripa corazón para dar una valoración positiva y protocolar sin agitarlo como bandera. Punto. Ni redes, ni alusiones. Ni siquiera se apelará a comunicarlo como un gesto fraternal hacia los más desprotegidos.

“Somos muy cautos porque la situación es compleja. Lo que pasó el último año calendario nos obliga a ser prudentes”, se sinceró en contacto con Letra P un dirigente macrista de Rosario con participación en las campañas.

 


Jorge Boasso, precandidato a intendente de Rosario por Cambiemos.

 

Saben que en materia económica el camino hacia octubre será cuesta arriba para Cambiemos. Entienden que es positiva la reacción del gobierno aunque no les causa gracia tener que atender a la reactivación del consumo y el congelamiento de precios, políticas de raíz populista. Con el silencio evitan dar explicaciones acerca de la decisión del presidente Mauricio Macri de desollar el gen liberal y darle lugar a medidas intervencionistas.

 

 

“Estoy ideológicamente en contra de los controles de precio. Si es por emergencia, me tapo los ojos y acompaño, pero no como política a largo plazo”, dijo un candidato provincial de Cambiemos en tono a lo que se piensa en Balcarce 50. Luego consideró una “locura hacer campaña con este tipo de medidas de corto plazo en una economía inestable”. 

Otro factor que les hace solapar el anuncio es el tiempo que resta para las PASO: apenas diez días, donde no se ven sorpresas a la vista. Sin tiempo ni fundamentos para un golpe de timón, se seguirá haciendo hincapié en el eje de la seguridad y enrostrarle al socialismo esa falencia, indican dirigentes cercanos a candidatos.

En la carrera hacia la gobernación de Santa Fe, Cambiemos apuesta toda su estrategia de campaña a la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico, materia que rankea en las preocupaciones de los santafesinos. El candidato José Corral lanzó con fuerza hace una semanas propuestas en este sentido y no se advierten movimientos por más que las encuestas lo den tercero cómodo.

 

 

Desde el entorno del candidato macrista para la intendencia de Rosario, Roy López Molina, explicaron que la estrategia ya está pensada y armada sobre preocupaciones locales como la inseguridad, entendiendo que el anuncio se instaura a un nivel macroeconómico.

En cambio, su competidor en las PASO, el radical Jorge Boasso, no esquivó el tema y de paso sacudió el avispero interno. “Tuvimos que intervenir los radicales para parar la pelota y defender el bolsillo de la gente. Es transitorio. Hay que preparar para después un plan económico sustentable”, afirmó a Letra P.

Quienes sí podrían anexarlo a sus discursos son los rivales de Cambiemos. Sin embargo, más allá de alguna mención pasajera, el peronismo primero debe dirimir candidato en las internas y no gastará fuerzas en pegarle al macrismo. Al menos en las PASO. Incluso, el Frente Progresista, que no tiene internas, ya dijo que el rival a vencer es el justicialismo y a lo sumo se guardará las balas para las generales si es que el plan económico no da resultados.

 


Roy López Molina, precandidato a intendente de Rosario por Cambiemos.