X

Fue la única actividad que creció fuerte en la crisis con aumentos autorizados por el Gobierno. Un mercado concentrado en pocas manos.

Por 19/04/2019 15:20

La crisis económica arrastró a muchos sectores, pero la medicina privada se mantuvo con cierta estabilidad, aunque con pérdida de empleo en 2018. Un informe de la consultora Claves al que accedió Letra P muestra que, contra 2017, hubo 194 despidos: hoy la actividad emplea a 12.144 trabajadores. Si se observa el crecimiento de la actividad por ingresos, la mejora en los últimos tres años fue del 41,4%, cifras inéditas para cualquier actividad de la economía. En ese período, las empresas de medicina privada recibieron de parte del Gobierno autorizaciones de modificaciones tarifarias superiores al 30% anual.

Osde, Swiss Medical, Galeno, Omint y Medifé concentran más del 70% de la facturación total

La medicina prepaga, según Claves, tiene un nivel de concentración alto. Sólo cinco empresas (Osde, Swiss Medical, Galeno, Omint Medifé) se quedan con el 71,3% de la facturación y contienen al 53,3% de los afiliados y al 58,5% de los empleados totales.

El trabajo de la consultora se mete también con la situación de las obras sociales. Entre INSSJP, IOMA, OSDE y UPCN recaudan casi el 60% del total del rubro y se quedan con algo más del 39% de los afiliados y el 30,9% de los empleados.

“El sistema mantiene una dependencia definitiva del empleo registrado y privado, que, luego de una recuperación en 2017, cayó paulatinamente en los últimos tres trimestres de 2018 y todavía hoy no se ha recuperado”, apunta el informe y detalla las razones de la coyuntura actual.

Por último y sin cifras concretas más que especulaciones, se apunta que “durante 2018 decreció levemente el padrón de afiliados” a prepagas “como consecuencia de los incrementos de precios de los planes impactados por la inflación ocurrida”.