X
La firma de Zimmermann informó a la Bolsa un resultado negativo en 2018. Su producción cayó 24% y debió suspender trabajadores en el marco de una reestructuración de su deuda. Sector en crisis.
Por 15/03/2019 17:10

La crisis en las ventas que arrastra a gigantes corporativos impactó de lleno en otra empresa histórica en la Argentina. La fábrica de calefones y termotanques Longvie informó a la Bolsa de Comercio pérdidas millonarias en 2018. Concretamente, el ejercicio muestra un rojo de $153,7 millones. Ya en 2017 había perdido $7 millones en los primeros meses, cuando la economía nacional aún no entraba en la recesión actual. La firma suma este mal resultado a una crisis que explotó en 2018: entró ese año en default y debió reestructurar una serie de Obligaciones Negociables por $150 millones que había emitido en 2017.

Según informó en su momento el diario Clarín, Longvie había emitido las ON el 8 de noviembre de 2017 (…) y tenían que ser canceladas mediante cuatro pagos consecutivos de amortización, con vencimientos a los 15,18, 21 y 24 meses desde la fecha de emisión (o sea que el primer pago se iba a concretar en febrero). Pagaban un interés de tasa Badlar privada más 540 puntos básicos (únicamente para el primer período de devengamiento de intereses, iba a tener un mínimo garantizado de 28,50 % nominal anual), pagaderos en ocho cuotas trimestrales, con vencimientos la primera cuota el 8 de febrero de 2018 y la última, el 8 de noviembre de 2019. Pero los pasivos complicaron aún más la situación.

 

La planta de la empresa en Paraná. En 2018 suspendió personal por caída de la actividad. 

 

Los últimos números de la producción de las plantas de Longvie muestran una caída del 24%, lo que llevó a los Zimmermann, dueños de la compañía, a suspender en 2018 a trabajadores de su planta de Paraná y pagarles el salario al 75%.

La situación de Longvie es la misma de casi todas las empresas de línea blanca y de electro. Según fuentes del sector y los supermercados, sin planes de 12 cuotas, las ventas caen en 2019 entre 30 y 40%.

Esto empujó a otras firmas a contextos complejos: por caso, Newsan, la empresa que comanda Luis Galli, reportó pérdidas por $94 millones. Muchas de las que ensamblan en Tierra del Fuego tendrán números similares. 

No son los únicos con malas noticias en la Bolsa, donde se reúnen balances rojos de casi todas las firmas vinculadas al consumo. Por caso, Arcor perdió más de $1.000 millones, Molinos 1.700 millones, Laboratorios Richmond 107 millones y la láctea Mastellone, casi $2.000 millones.