X
Así lo afirmó el titular de Carbap, Matías de Velazco, quien remarcó que “el campo está molesto” con el Ejecutivo. “Que se ocupen de gestionar y no de asegurarse las elecciones”, apuntó.
Redacción 09/02/2019 9:57

De cara a las próximas elecciones, la administración Cambiemos recibió una clara señal de alerta de un sector del ruralismo. El titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías de Velazco, remarcó que “el campo está molesto con el Gobierno y quiere que este año cumplan las promesas que han hecho y que cambien las cosas. Si no lo hacen, van a tener un castigo en las próximas elecciones”, arremetió en diálogo con radio Continental.

En esa línea, el presidente de una de las entidades del agro que suele deslizar planteos críticos hacia el Ejecutivo, sostuvo: “En lo que tenemos que estar muy atentos en este 2019, un año eleccionario, que los políticos se ocupen de gestionar y que no sólo se preocupen de asegurarse las elecciones”.

De Velazco realizó estas declaraciones días después de haber integrado la comitiva ruralista que se reunió con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, mitin en el cual se dejaron sobre la mesa una batería de planteos y cuestionamientos al accionar provincial.
 


“El ministro (de Agroindustria bonaerense, Leonardo) Sarquís hizo un paneo general de la provincia, luego vino la gobernadora, estuvo unos 30 minutos. Se le transmitieron algunas cuestiones fundamentales para el campo, como capital de trabajo: es imposible mantener un ciclo productivo con estos costos”, advirtió para añadir que también le hicieron algunos planteos con respecto a la relación con los municipios y el estado de la traza vial rural: “Los caminos son un reclamo constante, lo que pasa es que la Provincia no termina de tomar el toro por las astas. Le pedimos que sean de mano un poco más dura con los municipios porque pagamos las tasas y los caminos no se arreglan. La Provincia tiene ese concepto de autonomía municipal y no le quiere poner el cascabel al gato”, señaló.

De esta forma, recalcó que en la Provincia “hasta ahora no hicieron nada (por caminos rurales). Piensan empezar en abril por la zona norte de la provincia, sería tres tramos de 4 mil kilómetros”.
 


También los ruralistas le recriminaron a Vidal por “la enorme presión impositiva que tiene la Provincia y los municipios a través de las tasas sobre el campo”.

Más allá de esto, observó: “En la Provincia se dieron cuenta de que hasta ahora la gestión que han tenido no le han prestado atención al campo y saben que el campo está molesto con ellos, entonces no nos podemos olvidar que ahora viene un año eleccionario, son todas promesas ahora, hay que dejarlos andar a ver de qué pata aflojan. Vamos a estar atentos en Carbap para ver si esas promesas quedan en palabras y, si no pasan a los hechos, indudablemente les va a repercutir", puntualizó.

“Si no cambian las cosas, el Gobierno va a tener un castigo en las elecciones”

Así lo afirmó el titular de Carbap, Matías de Velazco, quien remarcó que “el campo está molesto” con el Ejecutivo. “Que se ocupen de gestionar y no de asegurarse las elecciones”, apuntó.

De cara a las próximas elecciones, la administración Cambiemos recibió una clara señal de alerta de un sector del ruralismo. El titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías de Velazco, remarcó que “el campo está molesto con el Gobierno y quiere que este año cumplan las promesas que han hecho y que cambien las cosas. Si no lo hacen, van a tener un castigo en las próximas elecciones”, arremetió en diálogo con radio Continental.

En esa línea, el presidente de una de las entidades del agro que suele deslizar planteos críticos hacia el Ejecutivo, sostuvo: “En lo que tenemos que estar muy atentos en este 2019, un año eleccionario, que los políticos se ocupen de gestionar y que no sólo se preocupen de asegurarse las elecciones”.

De Velazco realizó estas declaraciones días después de haber integrado la comitiva ruralista que se reunió con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, mitin en el cual se dejaron sobre la mesa una batería de planteos y cuestionamientos al accionar provincial.
 


“El ministro (de Agroindustria bonaerense, Leonardo) Sarquís hizo un paneo general de la provincia, luego vino la gobernadora, estuvo unos 30 minutos. Se le transmitieron algunas cuestiones fundamentales para el campo, como capital de trabajo: es imposible mantener un ciclo productivo con estos costos”, advirtió para añadir que también le hicieron algunos planteos con respecto a la relación con los municipios y el estado de la traza vial rural: “Los caminos son un reclamo constante, lo que pasa es que la Provincia no termina de tomar el toro por las astas. Le pedimos que sean de mano un poco más dura con los municipios porque pagamos las tasas y los caminos no se arreglan. La Provincia tiene ese concepto de autonomía municipal y no le quiere poner el cascabel al gato”, señaló.

De esta forma, recalcó que en la Provincia “hasta ahora no hicieron nada (por caminos rurales). Piensan empezar en abril por la zona norte de la provincia, sería tres tramos de 4 mil kilómetros”.
 


También los ruralistas le recriminaron a Vidal por “la enorme presión impositiva que tiene la Provincia y los municipios a través de las tasas sobre el campo”.

Más allá de esto, observó: “En la Provincia se dieron cuenta de que hasta ahora la gestión que han tenido no le han prestado atención al campo y saben que el campo está molesto con ellos, entonces no nos podemos olvidar que ahora viene un año eleccionario, son todas promesas ahora, hay que dejarlos andar a ver de qué pata aflojan. Vamos a estar atentos en Carbap para ver si esas promesas quedan en palabras y, si no pasan a los hechos, indudablemente les va a repercutir", puntualizó.