X

Un informe de D´Alessio IROL y Berensztein, afirma que el impacto de la crisis en el presupuesto familiar transformó radicalmente los hábitos. Además, 8 de cada 10 se inclinan por segundas marcas.

Redacción 28/02/2019 18:58

Un informe conjunto de la consultora D´Alessio IROL y Sergio Berensztein refleja la situación global del consumo en plena recesión, con caídas en compras de primeras marcas pero sobre todo una mutación completa en la elección de productos de primera necesidad. El dato central, siete de cada diez consumidores dejaron de comprar carne vacuna, postres lácteos y gaseosas por el impacto que generan en su presupuesto.

El trabajo muestra, además, que ocho de cada diez reemplazaron las primeras marcas por otras alternativas más baratas. En paralelo, la recesión puso a las familias a descartar gastos vinculados al ocio y otras actividades.

 

 

 

En listado de “los abandonados del consumo”, aparecen el Apoyo Escolar para los chicos, con una caída del 48%; las actividades extracurriculares (33%), Cine y Teatro (32%), Gimnasio (30%), Comidas afuera (30%) y Viajes y Vacaciones (28%).

Casi lo único que no cae son servicios clave para la vida actual, como el uso de Internet, Cable, Telefoní Móvil y Medicamentos, entre otros.