X
Rolando Figueroa, hoy a cargo del ejecutivo por licencia electoral del gobernador, enterró los problemas de la interna y ratificó a Letra P que trabaja "para que el MPN gane" en las urnas.
Por 28/02/2019 14:52

“Mantener la gobernabilidad, trabajar en equipo y para que el MPN gane las elecciones”. Esa es la misión que se impone el vicegobernador de Neuquén, Rolando Figueroa. En diálogo con Letra P, el dirigente a cargo del ejecutivo por la licencia electoral del gobernador Omar Gutiérrez, cuenta que se encolumnó dentro de la estructura del histórico partido de gobierno patagónico como “un militante más”. Quieren estirar una racha de más de cinco décadas en el poder.

Lejos quedó la interna. Aquel domingo, cuando su lista violeta enfrentó a la azul de su compañero de fórmula en 2015, Figueroa abrió una grieta que parecía difícil de cerrar. A pesar de eso, cuando las aguas se calmaron, se alineó y hoy dedica el tiempo a las actividades de gestión. “Estoy dentro de este equipo, dentro del MPN”, repite a este medio. Alterna funciones entre la Legislatura y la Casa de Gobierno.

 

 

Mientras otras figuras emepeístas, como el senador Guillermo Pereyra, suman su cuota militante para el triunfo, Rolo ayuda “a la gobernabilidad” cumpliendo el rol de Gutiérrez, que viaja por cada rincón de la provincia. “Es así, yo trabajo para que gane el MPN”, insiste, mientras su otrora adversario hace campaña.

Este medio describió cómo decidió romper con el aparato del MPN y cómo se enfrentó al ex gobernador Jorge Sapag. Pese a la derrota, no abandonó el partido -algo que se especulaba- y ahora trabaja para retener la provincia con la fórmula de Gutiérrez y Marcos Koopmann, actual presidente del Banco de Neuquén.

Según los números que maneja el MPN, el contrincante a vencer es Ramón Rioseco. El ex intendente de Cutral Co cuenta con el apoyo de Cristina Kirchner. Por Cambiemos juega Horacio "Pechi" Quiroga, que lucha contra la mala imagen de Mauricio Macri en la Patagonia.

El vice que sepultó diferencias para estirar la racha de cinco décadas

Rolando Figueroa, hoy a cargo del ejecutivo por licencia electoral del gobernador, enterró los problemas de la interna y ratificó a Letra P que trabaja "para que el MPN gane" en las urnas.

“Mantener la gobernabilidad, trabajar en equipo y para que el MPN gane las elecciones”. Esa es la misión que se impone el vicegobernador de Neuquén, Rolando Figueroa. En diálogo con Letra P, el dirigente a cargo del ejecutivo por la licencia electoral del gobernador Omar Gutiérrez, cuenta que se encolumnó dentro de la estructura del histórico partido de gobierno patagónico como “un militante más”. Quieren estirar una racha de más de cinco décadas en el poder.

Lejos quedó la interna. Aquel domingo, cuando su lista violeta enfrentó a la azul de su compañero de fórmula en 2015, Figueroa abrió una grieta que parecía difícil de cerrar. A pesar de eso, cuando las aguas se calmaron, se alineó y hoy dedica el tiempo a las actividades de gestión. “Estoy dentro de este equipo, dentro del MPN”, repite a este medio. Alterna funciones entre la Legislatura y la Casa de Gobierno.

 

 

Mientras otras figuras emepeístas, como el senador Guillermo Pereyra, suman su cuota militante para el triunfo, Rolo ayuda “a la gobernabilidad” cumpliendo el rol de Gutiérrez, que viaja por cada rincón de la provincia. “Es así, yo trabajo para que gane el MPN”, insiste, mientras su otrora adversario hace campaña.

Este medio describió cómo decidió romper con el aparato del MPN y cómo se enfrentó al ex gobernador Jorge Sapag. Pese a la derrota, no abandonó el partido -algo que se especulaba- y ahora trabaja para retener la provincia con la fórmula de Gutiérrez y Marcos Koopmann, actual presidente del Banco de Neuquén.

Según los números que maneja el MPN, el contrincante a vencer es Ramón Rioseco. El ex intendente de Cutral Co cuenta con el apoyo de Cristina Kirchner. Por Cambiemos juega Horacio "Pechi" Quiroga, que lucha contra la mala imagen de Mauricio Macri en la Patagonia.