X
La encabeza el vicegobernador, Rolando Figueroa, que desde hace tiempo planea una candidatura. Primera denuncia contra la junta electoral.
Redacción 13/10/2018 8:35

El vicegobernador de Neuquén, Rolando Figueroa, decidido a jugarse a todo o nada dentro del Movimiento Popular Neuquino (MPN), eligió el color violeta para disputar la candidatura a la Gobernación. Su objetivo será derrotar al actual gobernador, Omar Gutiérrez, y a toda la estructura de un partido que gana elecciones hace más de cinco décadas consecutivas. “La política neuquina huele a encierro, por eso no creemos en los aparatos que acarrean votos”, dijo cuando lanzó su primer mensaje como candidato.

 

 

 

La segunda aparición fue tras una polémica sesión en el Concejo Deliberante de Neuquén capital, que por las protestas de sindicatos estatales la policía terminó reprimiendo. “Hay dirigentes de primera línea de mi partido que son aliados a Cambiemos en todas las políticas de ajuste”, recriminó Figueroa en un tiro por elevación a su compañero de fórmula.

Como informó Letra P, el acercamiento de Gutiérrez a la Casa Rosada abrió una grieta con su vice. Sin importar la necesidad de un ida y vuelta con la Nación para mantener los beneficios en su provincia, sea aportes o con la llegada de inversiones, Figueroa comenzó a levantar la voz hasta desembocar en una crítica cada vez más fuerte contra su partido. Su postura le valió -además- cruzarse con el senador nacional Guillermo Pereyra, figura clave en el organigrama emepeísta.

"Después de tanto acompañamiento a las políticas del Gobierno Nacional, hay dirigentes del MPN que forjaron una alianza estratégica pero también ideológica; porque está claro que comparten una forma de hacer política que no beneficia a la gente", se quejó. Y volvió a pegar: "Es triste ver cómo un sector de mi partido, una fuerza política que nació para defender los intereses de los sectores populares, sigue enamorado y mareado con el Gobierno nacional que hace todo lo opuesto a los principios que inspiraron a crear el MPN".

 

 

TRAMPA. Apoderados de la Lista Violeta que encabeza Figueroa ya realizaron una presentación en la Junta Electoral partidaria, poniendo en conocimiento a las autoridades la grave irregularidad registrada en la seccional Picún Leufú, de la que también dependen las Comisiones de Fomento El Sauce y Paso Aguerre.

Los mismos precisaron en la denuncia que la seccional “fijó un horario acotado” para realizar el trámite, de 18 a 20, y la calificaron como una decisión que va “en desmedro de innumerables principios y derechos” de los que quieren respaldar a la Lista Violeta. “Esto no tiene otro objetivo que presionar a los afiliados para que no elijan libremente”, dijo Facundo Suárez, precandidato a intendente en la localidad.

La lista violeta busca dar el golpe en la interna del MPN

La encabeza el vicegobernador, Rolando Figueroa, que desde hace tiempo planea una candidatura. Primera denuncia contra la junta electoral.

El vicegobernador de Neuquén, Rolando Figueroa, decidido a jugarse a todo o nada dentro del Movimiento Popular Neuquino (MPN), eligió el color violeta para disputar la candidatura a la Gobernación. Su objetivo será derrotar al actual gobernador, Omar Gutiérrez, y a toda la estructura de un partido que gana elecciones hace más de cinco décadas consecutivas. “La política neuquina huele a encierro, por eso no creemos en los aparatos que acarrean votos”, dijo cuando lanzó su primer mensaje como candidato.

 

 

 

La segunda aparición fue tras una polémica sesión en el Concejo Deliberante de Neuquén capital, que por las protestas de sindicatos estatales la policía terminó reprimiendo. “Hay dirigentes de primera línea de mi partido que son aliados a Cambiemos en todas las políticas de ajuste”, recriminó Figueroa en un tiro por elevación a su compañero de fórmula.

Como informó Letra P, el acercamiento de Gutiérrez a la Casa Rosada abrió una grieta con su vice. Sin importar la necesidad de un ida y vuelta con la Nación para mantener los beneficios en su provincia, sea aportes o con la llegada de inversiones, Figueroa comenzó a levantar la voz hasta desembocar en una crítica cada vez más fuerte contra su partido. Su postura le valió -además- cruzarse con el senador nacional Guillermo Pereyra, figura clave en el organigrama emepeísta.

"Después de tanto acompañamiento a las políticas del Gobierno Nacional, hay dirigentes del MPN que forjaron una alianza estratégica pero también ideológica; porque está claro que comparten una forma de hacer política que no beneficia a la gente", se quejó. Y volvió a pegar: "Es triste ver cómo un sector de mi partido, una fuerza política que nació para defender los intereses de los sectores populares, sigue enamorado y mareado con el Gobierno nacional que hace todo lo opuesto a los principios que inspiraron a crear el MPN".

 

 

TRAMPA. Apoderados de la Lista Violeta que encabeza Figueroa ya realizaron una presentación en la Junta Electoral partidaria, poniendo en conocimiento a las autoridades la grave irregularidad registrada en la seccional Picún Leufú, de la que también dependen las Comisiones de Fomento El Sauce y Paso Aguerre.

Los mismos precisaron en la denuncia que la seccional “fijó un horario acotado” para realizar el trámite, de 18 a 20, y la calificaron como una decisión que va “en desmedro de innumerables principios y derechos” de los que quieren respaldar a la Lista Violeta. “Esto no tiene otro objetivo que presionar a los afiliados para que no elijan libremente”, dijo Facundo Suárez, precandidato a intendente en la localidad.