X
El intendente radical de Brandsen consideró “necesaria” una interna en ese rubro. Dijo que a escala nacional “no se ha escuchado con atención a los distintos partidos que componemos Cambiemos”.
Por 04/03/2019 9:03

En el seno de la Unión Cívica Radical, el debate por la estrategia electoral divide las aguas entre quienes promueven una fórmula propia que le plante batalla interna a Mauricio Macri en unas PASO y los que, más afines a la Casa Rosada, pretenden que Cambiemos vaya con un único candidato presidencial de consenso. En la esfera bonaerense, dirigentes del partido centenario comienzan a fijar posición. Es el caso del intendente de Brandsen, Daniel Cappelletti, quien, en diálogo con Letra P, afirmó que no sólo sería “saludable” sino “hasta necesario” que una dupla boina blanca le plantase competencia al jefe de Estado.

Esa postura es fundada en una visión crítica de la convivencia entre los socios de la alianza gobernante a escala nacional, la cual consideró que está “lejos” de la sintonía que recalca de Cambiemos en el orden bonaerense. No obstante, subraya que los intendentes radicales “ratifican y sostienen” el pedido por la reedición de la fórmula María Eugenia Vidal-Daniel Salvador para la gobernación: “Para nosotros, es una cuestión que no se discute”. Y sentenció que a nivel distrital tratan de “no poner en discusión aquellas candidaturas consolidadas”.




-Pero en el PRO dejan la decisión en Vidal y algunos hasta esbozan una fórmula sin la UCR. ¿Está situación puede generar fricciones entre los intendentes de Cambiemos?

-No, son cuestiones de posicionamiento. No lo veo, hay mucho por hablar. Lo nuestro fue salir a ratificar la candidatura de Daniel y que la vice gobernación es nuestra. Más que una ratificación, es salir a decir que nuestra fórmula de gobierno en la provincia es Vidal-Salvador, la base es consolidar esa fórmula. Luego, vendrá el debate nacional.

-¿Cómo ve la posibilidad de que el radicalismo presente fórmula propia para competir en las PASO con Macri?

-Lo veo muy saludable, hasta necesario. La cuestión nacional no tiene ni punto de comparación con la cuestión de la provincia de Buenos Aires. María Eugenia ha demostrado ser una muy buena gobernadora. Ha superado en capacidad de gestión a todos los gobiernos que la antecedieron y no sólo está ella muy consolidada, sino que ha tenido un acompañamiento de Daniel Salvador que marca a las claras que queremos consolidar Cambiemos en la provincia de Buenos Aires.

-¿Y a nivel nacional?

-A nivel nacional veo otras problemáticas que escapan a lo que un intendente podría opinar. Pero me parece que hay cosas que se han hecho mal y otras en las que no se ha escuchado con atención a los distintos partidos políticos que componemos Cambiemos. Eso está causando un costo altísimo. Por esa razón, vería con mucho agrado una PASO que dirimiera la fórmula presidencial.
 


-¿La sintonía que mostró Cambiemos en el orden bonaerense no se reflejó en el ámbito nacional?

-No, lejos de eso. No lo veo en el orden nacional. En la provincia, veo algo muy consolidado: la relación entre los intendentes y los funcionarios provinciales. Yo por lo menos tengo muchísimo respeto, hablo con todo el gabinete provincial y tenemos teléfonos abiertos en forma permanente, cosa que no tengo a nivel nacional.

-Dijo antes que no se ponen en discusión las candidaturas consolidadas en los distritos. ¿Va por la reelección?

-(Risas) Falta mucho todavía. Pero acá la idea es no cambiar los equipos que funcionan.

Cappelletti ve “con mucho agrado una PASO que dirima la fórmula presidencial”

El intendente radical de Brandsen consideró “necesaria” una interna en ese rubro. Dijo que a escala nacional “no se ha escuchado con atención a los distintos partidos que componemos Cambiemos”.

En el seno de la Unión Cívica Radical, el debate por la estrategia electoral divide las aguas entre quienes promueven una fórmula propia que le plante batalla interna a Mauricio Macri en unas PASO y los que, más afines a la Casa Rosada, pretenden que Cambiemos vaya con un único candidato presidencial de consenso. En la esfera bonaerense, dirigentes del partido centenario comienzan a fijar posición. Es el caso del intendente de Brandsen, Daniel Cappelletti, quien, en diálogo con Letra P, afirmó que no sólo sería “saludable” sino “hasta necesario” que una dupla boina blanca le plantase competencia al jefe de Estado.

Esa postura es fundada en una visión crítica de la convivencia entre los socios de la alianza gobernante a escala nacional, la cual consideró que está “lejos” de la sintonía que recalca de Cambiemos en el orden bonaerense. No obstante, subraya que los intendentes radicales “ratifican y sostienen” el pedido por la reedición de la fórmula María Eugenia Vidal-Daniel Salvador para la gobernación: “Para nosotros, es una cuestión que no se discute”. Y sentenció que a nivel distrital tratan de “no poner en discusión aquellas candidaturas consolidadas”.




-Pero en el PRO dejan la decisión en Vidal y algunos hasta esbozan una fórmula sin la UCR. ¿Está situación puede generar fricciones entre los intendentes de Cambiemos?

-No, son cuestiones de posicionamiento. No lo veo, hay mucho por hablar. Lo nuestro fue salir a ratificar la candidatura de Daniel y que la vice gobernación es nuestra. Más que una ratificación, es salir a decir que nuestra fórmula de gobierno en la provincia es Vidal-Salvador, la base es consolidar esa fórmula. Luego, vendrá el debate nacional.

-¿Cómo ve la posibilidad de que el radicalismo presente fórmula propia para competir en las PASO con Macri?

-Lo veo muy saludable, hasta necesario. La cuestión nacional no tiene ni punto de comparación con la cuestión de la provincia de Buenos Aires. María Eugenia ha demostrado ser una muy buena gobernadora. Ha superado en capacidad de gestión a todos los gobiernos que la antecedieron y no sólo está ella muy consolidada, sino que ha tenido un acompañamiento de Daniel Salvador que marca a las claras que queremos consolidar Cambiemos en la provincia de Buenos Aires.

-¿Y a nivel nacional?

-A nivel nacional veo otras problemáticas que escapan a lo que un intendente podría opinar. Pero me parece que hay cosas que se han hecho mal y otras en las que no se ha escuchado con atención a los distintos partidos políticos que componemos Cambiemos. Eso está causando un costo altísimo. Por esa razón, vería con mucho agrado una PASO que dirimiera la fórmula presidencial.
 


-¿La sintonía que mostró Cambiemos en el orden bonaerense no se reflejó en el ámbito nacional?

-No, lejos de eso. No lo veo en el orden nacional. En la provincia, veo algo muy consolidado: la relación entre los intendentes y los funcionarios provinciales. Yo por lo menos tengo muchísimo respeto, hablo con todo el gabinete provincial y tenemos teléfonos abiertos en forma permanente, cosa que no tengo a nivel nacional.

-Dijo antes que no se ponen en discusión las candidaturas consolidadas en los distritos. ¿Va por la reelección?

-(Risas) Falta mucho todavía. Pero acá la idea es no cambiar los equipos que funcionan.